Compartir

Juan Carlos Rodríguez

Si las elecciones presidenciales hubieran sido el pasado 4 de junio, el Partido Acción Nacional (PAN) habría quedado en una disminuida tercera posición, con apenas 20% de los votos.

De los 9 millones 173 mil 945 sufragios que se emitieron en las cuatro entidades donde hubo comicios —Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz—, el partido de la derecha sólo obtuvo un millón 896 mil 367, lejos de los dos millones 505 mil 97 de Morena (27.3%) y los tres millones 64 mil 662 que cosechó el PRI (33.4%).

A menos de un año de que comience la sucesión presidencial del 2018 y ante este escenario de disminución de votos, en el que el panismo ha dejado de ser competitivo por sí solo y le es indispensable contar con aliados para ser una opción real de gobierno, dos de los aspirantes a la candidatura presidencial, Rafael Moreno Valle y Margarita Zavala, afinan sus estrategias, matizan posturas y trazan rutas sobre las que deberá transitar el PAN rumbo a 2018.

“Hay que reconocer que si la elección del 2018 hubiera sido el 4 de junio, el PAN hubiera caído a la tercera fuerza. Eso se obtiene al sumar los votos que logró el PAN en los cuatro estados donde hubo elecciones, entre ellos la entidad con el mayor padrón, que es el Estado de México, y el tercer padrón más importante, que es Veracruz”, reflexiona el exgobernador de Puebla, quien hace justo un año se destapó como aspirante a la candidatura panista.

“Esos resultados no deben poner contento a ningún panista; eso no da espacio para discursos triunfalistas ni sentir que las cosas están bien”, agrega el poblano vía telefónica desde Aguascalientes, donde se encontraba promocionando su libro La Fuerza del cambio, material que está utilizando para colocar su imagen en todo el país.

PAN SIN REDES

En tanto, Margarita Zavala, que al día siguiente de la elección acusó al dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, de “mentir, hacer trampa, simular, pactar con el gobierno y con otros partidos a espaldas de la militancia”; una semana más tarde baja los decibeles para referirse al líder panista, a quien ahora llama “jefe”.

—¿Esos pactos con el gobierno son negociaciones con Los Pinos para apoyar ciertas candidaturas o asfixiar a ciertos aspirantes? —se le pregunta vía telefónica.

—No sé dónde leíste eso, pero en todo caso quien tiene que hablar de eso es el propio Ricardo, el propio jefe; de los hechos que no son propios yo no puedo opinar.

La esposa del expresidente Felipe Calderón, quien hace un par de años expresó abiertamente su intención de competir por la candidatura presidencial, se dice “contenta” con los resultados de su partido en Nayarit y Veracruz, confía en que Guillermo Anaya triunfe en Coahuila y pide no minimizar la derrota en Estado de México, donde el panismo quedó en cuarto lugar.

“El PAN tiene que hacer un análisis verdadero, hablar con claridad para definir lo antes posible y trabajar en torno al salto al futuro que tenemos que dar los mexicanos”, opina la exprimera dama desde Zacatecas, a bordo del vehículo que la transporta en la gira “Yo por México” que la llevará por 45 ciudades de país.

El factor Anaya

Si el apoyo de un dirigente nacional a su candidato a gobernador se midiera en función de las menciones que la prensa local registra, el líder menos comprometido con su causa fue Ricardo Anaya.

De acuerdo con el Informe de Monitoreo de Medios de Comunicación Electrónicos, Impresos e Internet, elaborado por el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), correspondiente al periodo del 3 al 17 de mayo de 2017, Anaya fue mencionado en 58 notas periodísticas de los medios locales en pronunciamientos sobre los comicios mexiquenses. Dicha cantidad es casi la mitad de las 110 notas que mencionaron al dirigente del PRI, Enrique Ochoa Reza, y es la sexta parta de las 371 notas en radio, televisión e internet que mencionan a Andrés Manuel López Obrador, dirigente de Morena, apoyando a su candidata Delfina Gómez.

“Evidentemente fue una campaña que estuvo cayendo de manera consistente. Yo creo que en primer lugar se tiene que evaluar el trabajo del líder estatal, Víctor Hugo Sondón, que además fue el coordinador de la campaña, pues no cumplió con su función”, considera Moreno Valle.

“Él y su equipo estuvieron presentes desde el método para la selección del candidato, impusieron a una candidata, a través de un mecanismo que iba en contra del Consejo estatal y no tomaron en cuenta al candidato local. Fue la dirigencia estatal la que impulsó este procedimiento que desde mi punto de vista fue equivocado”.

Y agrega: “Yo creo que otra de las lecciones que debemos tomar de este proceso es que las encuestas sólo muestran el nivel de conocimiento de un personaje, pero no necesariamente miden la fuerza de un candidato, su capacidad para ganar elecciones o la intención de voto de la población”.

Sobre el particular, Margarita Zavala señaló que “el PAN tiene que darse cuenta del sentido de urgencia de las definiciones: establecer quiénes tenemos aspiraciones y que la cancha sea pareja para todos. Yo ya hice mi denuncia, pero no tengo la facultad de convocar a los órganos del partido, pero el día que me llamen, ahí estaré”.

—Usted ha dicho que con Anaya se han intensificado las prácticas que desprecian del PRI. Pero, ¿usted aceptaría ser candidata aun cuando Anaya se quede en la dirigencia? ¿Le parece una buena fórmula? 

—Me parece fórmula de mucha fuerza y muy importante. Pero yo no soy quién para valorar objetivamente ese escenario. Lo que sí creo es que una de las cosas que tiene tiene que hacer Acción Nacional es que todos asumamos nuestras responsabilidades por las cuales decidimos caminar y yo estoy convencida de que el PAN se pondrá de acuerdo.

Contracorriente

PANtercerLugar

En las elecciones del estado de México, el distrito donde más votos obtuvo el PAN fue Naucalpan, el único donde ganaron los azules el pasado 4 de junio, con 43 mil 789 votos. Fue un territorio muy disputado, pues Morena conquistó 42 mil 155 sufragios, lo que implica una diferencia de apenas 634 votos.

En cambio, el distrito donde el blanquiazul tuvo menos fuerza fue Nezahualcóyotl III, un bastión perredista que le dio apenas tres mil 269 sufragios. En dicha demarcación, hubo casillas donde la panista Josefina Vázquez Mota obtuvo cero votos y en una veintena de casillas la independiente Teresa Castell tuvo más votos que la aspirante de Acción Nacional.

En Huixquilucan, municipio gobernado por el PAN, la elección para gobernador la ganó el PRI. Asimismo, en Atizapán de Zaragoza, otro ayuntamiento en manos de los panistas, Morena se alzó con la victoria.

Ante esta fragilidad electoral, Rafael Moreno Valle afirma que la ruta para el PAN es encabezar un frente con diversas fuerzas políticas. “Yo no le estoy apostando a que vaya el PAN solo, eso sería un grave error. Si tú revisas los números, pues simplemente no dan para poder aspirar a un proyecto ganador, creo que es necesario consolidar un frente amplio y sumar a distintas fuerzas políticas”.

Y hace aritmética: “Tú sólo considera qué peso tiene el PAN en el Estado de México y en la Ciudad de México, los dos padrones de votos más grandes del país, somos la cuarta fuerza; en Veracruz el PAN sin el PRD no tendría gran presencia.

“En Jalisco, donde fuimos gobierno durante 18 años, el PAN ha tenido una disminución importante; el quinto padrón es Puebla; el sexto padrón es Nuevo León, en donde el PAN en la última elección fue tercera fuerza; después entras a estados como Guanajuato donde el PAN sí tiene fuerza, pero después te vas a entidades como Chiapas o Oaxaca donde el PAN está muy disminuido”.

Ese panorama, estima Moreno Valle, plantea la necesidad de construir ese frente “no sólo para poder ganar la elección, sino para poder gobernar. Yo creo que, a falta de una segunda vuelta, requerimos de una alianza electoral.    

En 2010, la candidatura de Moreno Valle para el gobierno de Puebla fue a partir de una coalición entre PAN-PRD-MC-Panal. Por ello, se anima a esbozar la ruta para un eventual frente opositor:

“El orden debe ser primero establecer el proyecto, el rumbo que queremos darle a México para lograr el cambio que se necesita. Después, una vez teniendo claro el rumbo, ver quiénes se van a sumar a este proyecto, construir la coalición, y después el propio convenio de coalición determinaría cuáles serían las reglas para elegir al candidato o candidata”.

—¿Cree que las dirigencias nacionales de PAN y PRD están en ese ánimo?

—Es que es la única forma de construir el cambio, así lo hice cuando fui candidato al gobierno de Puebla, no te estoy hablando de algo que no conozca, de algo que no haya hecho, así se construyó la alianza, así se construyó en Nayarit.

“Yo percibo que sí hay ánimo, no sólo del PAN y el PRD, yo creo que hay que considerar a otras fuerzas políticas que quieran el cambio, que puedan integrarse a este frente ”. 

Desde la óptica de Margarita Zavala, uno de los problemas que tiene la reforma electoral es la falta de una segunda vuelta electoral, que “respetaría las decisiones de los ciudadanos, confundiría menos a los electores. No teniendo esta figura, una de las opciones es el gobierno de coalición”.

Se le pregunta si, dada la correlación de fuerzas políticas en México, una coalición es más factible alrededor de un personaje que no pertenezca a algún partido político. “Los gobiernos de coalición se hacen alrededor de los candidatos del partido que haya ganado, pero no es requisito que sea independiente”, responde.

“Desde luego que las personas que buscan una candidatura independiente están en todo su derecho de impulsar sus proyectos; con muchos de ellos coincido en que el centro de todos los esfuerzos debe ser México, en que el fin es buscar un mejor futuro para nuestro país, pero yo estoy convencida de que el instrumento necesario para estos casos es el partido político, principalmente Acción Nacional”. 

¿Legitimidad?

El PRI obtuvo 1.7 millones de votos, lo que representa 14.6% de los 11.6 millones de mexiquenses que están en la lista nominal.

Menciones en la prensa mexiquense

el instituto electoral del Estado de México contabilizó las veces que los dirigentes nacionales fueron mencionados en la prensa local hablando de los comicios. López Obrador superó por mucho a sus colegas del PAN, Ricardo Anaya, y del PRI, Enrique Ochoa.

RAFAEL MORENO VALLE

Visión regional

Hasta el próximo 5 de julio, el exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle estará presentando su libro La fuerza del cambio, publicación que lo ha llevado por las principales ciudades del país y le ha permitido promocionarse como aspirante presidencial.

Una vez terminada esa etapa, comenzará a recorrer el país para impulsar una idea: México necesita de un desarrollo regional y no gobernar a partir de los promedios nacionales.

“Los promedios nacionales pierden de vista la realidad regional. Por ejemplo, si comparas el PIB per cápita de Nuevo Léon con el de Chiapas pareciera que hablas de dos países diferentes; si comparas los niveles de inseguridad de Yucatán con los de Guerrero, pareciera que estás hablando de dos realidades diferentes.

“Por eso pienso que debemos cambiar de visión. En muchos programas, las reglas de operación se diseñan para todo el país con base en promedios nacionales y no toman en cuenta que lo que se requiere en Chihuahua es distinto de lo que se requiere en Puebla, o lo que se necesita en Sonora es diferente a lo que se requiere en Oaxaca”, sostiene.


¿Quién formaría parte del gabinete de Moreno Valle?

“Yo creo que cualquier gobierno que surja de un frente amplio tendría que ser un gobierno de coalición, plural, con hombres y mujeres honestos, cercanos a la gente, eficientes, con capacidad probada. Los retos que enfrenta el país no están para improvisar ni para aprender sobre la marcha”.

MARGARITA ZAVALA

Ya lo pasado, pasado

Tras cumplirse una semana de su gira “Yo por México”, la exprimera dama Margarita Zavala sostiene que el principal aprendizaje que ha adquirido es que nos estamos jugando el futuro del país.

“Pero no es el futuro de una semana ni de un año, ni de siquiera seis; estamos hablando de los próximos 20 o 30 años, de la consolidación de un Estado que realmente sea democrático, que pueda crecer más de 3%, de un Estado que evite la pobreza y no se sirva de la pobreza, en donde dejemos en el pasado el pasado que más daño nos ha hecho, el que corrompe, el pasado autoritario, el que no cree en las instituciones, el de la ausencia de la legalidad, el donde sólo manda uno.”

Sobre las corrientes opuestas al calderonismo, Zavala sostiene que en el PAN hay diversidad de pensamiento y es un partido donde se discute. “Eso de las unidades institucionales es una farsa, lo institucional es el apellido de otro partido y en cuanto a unidades en torno a personas y decretos, pues ese es el estilo de Morena”.

¿Quién formaría parte del gabinete de Margarita Zavala?

“Tendremos a los mejores, y los mejores hay en muchas partes de México. Hay talentos y técnicos extraordinarios que pueden llevar hacia adelante el futuro que todos queremos. Será una discusión que se dará mucho más adelante, pero talento tenemos.

Compartir

error: Contenido protegido.