Fotos: sephora.com.mx y bioderma.mx

Compartir

Redacción ejecentral

Todo el tiempo nos dicen que bebamos agua y sabemos que el requerimiento de tu cuerpo es de dos litros al día. Este es el mejor momento para hacer de este benéfico habito, ya que el calor te deshidrata y eso no lo puedes permitir.

Pierde peso

Además de hidratarte, el agua es un gran aliado para perder peso, ya que al sustituir bebidas azucaradas —como los jugos y refrescos— se evita el consumo de calorías; además, cada vez que tomas agua te reduce el apetito.

Adiós residuos del cuerpo

Si eres una persona propensa a sufrir estreñimiento, debes saber que una buena cantidad de agua ayuda a que tengas una buena y adecuada digestión, ya que contribuye a controlar la acidez estomacal. También es muy buena para combatir el estreñimiento, pues al consumirse junto con fibra, el problema irá desapareciendo.

Piel radiante

Así como has escuchado que fumar y consumir bebidas alcohólicas hace daño a tu piel, pues la deshidrata y envejecen sus células, debes saber que si bebes agua de forma regular tu piel se mantendrá hidratada, tersa y radiante.

Aliado del ejercicio

En estos días, por el clima te vas deshidratando y si además entrenas sin consumir agua de forma regular, sometes al cuerpo a un shock y se descompensará tu cuerpo si está deshidratado. Es muy importante siempre hacer la dupla ejercicio-agua para mejorar tu forma física.

Llénate de energía

El dejar de consumir agua hace que te deshidrates y te sientas cansado, es importante que tomes en cuenta que debes irte administrando agua incluso cuando no sientas sed, pues cuando el cuerpo manifiesta que estás sediento es porque ya estás deshidratado.

Protege a tu corazón

El agua también es un gran aliado para reducir los riesgos de un infarto, así que si tienes familia con esos antecedentes, previene un episodio de este tipo si consumes agua durante el día.

Compartir