Foto: AFP

Compartir

Redacción ejecentral

La actriz Adele Haenel abandonó la edición 45 de los Premios César cuando Roman Polanski fue premiado en la categoría de Mejor Director.

Haenel fue captada por la cámara cuando dejó el inmueble de los galardones del cine francés, mientras se observa molesta por la decisión.

El director Roman Polanski ganó por la cinta “El oficial y el espía” que obtuvo 12 nominaciones y causó controversia por lo mismo.

La artista parisina antes se había indignado por las designaciones a la película de Polanski ya que aseguró que esto significa “escupirles a las víctimas (de abuso sexual) en la cara”.

En 1977, el cineasta se declaró culpable de la violación de Samantha Gailey ante la justicia en Estados Unidos.

Además, otra víctima de nombre Valentine Monnier también lo señaló de agresión sexual cuando ella tenía tan solo 18 años y él 42 años, según reveló la mujer para el diario Le Parisien.

Otras mujeres también lo demandaron por abuso sexual durante la ola del #MeToo que visibilizó los maltratos sexuales que sufrieron miles de mujeres en industrias como el cine, la música y otras.

“Esto no es censura: es elegir a quién queremos ver. Y podéis estar tranquilos, hombres blancos viejos y ricos: todos los canales de comunicación os pertenecen”, dijo Adele Haenel antes de la entrega.

En Francia, “El oficial y el espía” se enfrentó al boicot de usuarios de redes sociales con el hashtag #BoycottPolanski para evitar que su nueva producción sea vista. JFMR

Compartir