FOTO: CORTESÍA GOBIERNO DE CHIHUAHUA/CUARTOSCURO.COM

Compartir

Redacción ejecentral

De manera simultánea desde sus respectivos estados, los integrantes de la Alianza Federalista exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador una reunión y anunciaron la defensa del Presupuesto 2021.

Acompañados por empresarios, presidentes municipales y actores políticos de cada una de las entidades, los gobernadores fijaron su postura respecto al federalismo y la relación entre el Gobierno federal y los estados.

Javier Corral, quien ha asumido en gran medida el foco mediático de esta asociación de gobernadores, urgió al presidente López Obrador a restaurar el diálogo, con apego al respeto de la dignidad y soberanía del estado.

Aseguró que su gobierno no busca una confrontación, sino que han salido en defensa de sus derechos. Propuso también que el Gobierno de México se sume de nueva cuenta a la coordinación de seguridad, a revisar y corregir el Presupuesto de egresos de la Federación y la extinción de fideicomisos.

El gobernador de Nuevo León urgió a cerrar filas a favor de la entidad, con el objetivo de acabar con el centralismo del Gobierno Federal.

Jaime Rodríguez Calderón se pronunció por un “pacto federal mucho más fuerte” y no uno que esté debilitado y en el que, de manera unilateral, se tomen decisiones.

Añadió que el presidente debe escuchar las demandas que se hacen desde la Alianza Federalista, y advirtió que de no hacerlo, “será el primer rompimiento a terminar con esta república”.

En ese mismo sentido se pronunció José Rosas Aispuro, gobernador de Durango, quien manifestó su preocupación “sobre la importante reducción proyectada en el Presupuesto 20221”, lo cual representa un golpe para el estado y su capacidad para construir obras y prestar servicios.

Señaló que los gobernadores no se pronunciarían a favor de fondos que tengan un manejo dudoso, sino que se exige que la federación invierta más recursos en las entidades.

Compartir