FOTO: @periodistasbcs

Compartir

Redacción ejecentral

La Red Baja California de Periodistas y The Border Center for Journalists and Bloggers exigieron justicia por el asesinato del periodista Rafael Murúa, director de la radio comunitaria Radio Kashana, hallado asesinado el domingo 20 de enero solo horas después de haber sido reportado como desaparecido.

Murúa, de 34 años, fue hallado muerto en el kilómetro 40 de la carretera Santa Rosalía-San Ignacio, en Baja California Sur.

Desde este rincón que también es México lanzamos un reclamo de justicia.

Desde esta tierra en donde sí ocurren cosas y por ello estamos comprometidos en ejercer el periodismo aún con todas sus limitaciones y riesgos, condenamos el homicidio de nuestro colega y demandamos a las autoridades locales y federales una investigación rigurosa», exigieron a través de un comunicado.

Los comunicadores también demandaron garantías para el libre ejercicio de su profesión en México, país en el que han sido asesinados 122 periodistas desde el años 2000.

Periodistas y organizaciones de comunicadores de la frontera se unieron para condenar las agresiones en Baja California Sur y Sonora; en este último por un ataque contra las instalaciones del medio Política y RockandRoll Radio.

The Border Center for Journalists and Bloggers (BCJB) exigió al gobierno federal una investigación pronta y eficaz de ambos casos ocurridos en los estados fronterizos.

Border Center y sus aliados abajo firmantes respaldan a los periodistas, activistas, académicos e integrantes de la Red de Periodistas de BCS que se manifestaron en las instalaciones del Congreso del Estado, para exigir a los diputados la creación de una comisión especial que vigile el proceso de investigación del asesinato de Murúa Manríquez», expresaron en un comunicado publicado también en su sitio web.

Reiteraron el llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador y la Fiscalía General de la República el esclarecimiento inmediato del asesinato de Rafael Murúa Munguía, así como la investigación exhaustiva sobre el ataque a la radio localizada en Hermosillo, Sonora. EM

Compartir