Compartir

Juan Carlos Rodríguez

En 2019, año previo a la pandemia de Covid-19, las 32 entidades federativas no lograron justificar el uso de 21 mil 296.8 millones de pesos que debieron invertirse en salud.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), ese año el gobierno federal destinó 158 mil 359.5 millones de pesos a los estados para mejorar la atención médica, de los cuales fueron auditados 128 mil 716.8 millones, equivalentes al 81.2% del total.

Al final, el órgano fiscalizado detectó desvíos, gastos sin justificar y falta de documentación comprobatoria por 21 mil 296.8 millones de pesos, lo que representa 16.5% de los recursos analizados.

Los recursos que el gobierno federal canaliza a estados y municipios para mejorar la atención médica se dividen en tres rubros: Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, Programa de Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral, y los Acuerdos de Coordinación con la Secretaría de Salud.

De ellos, el instrumento que muestra mayores faltantes es el Fondo de Aportaciones, con 9 mil 168.9 millones sin justificar, seguido de los Acuerdos de Coordinación, con 8 mil 437.8 millones.

En el primer rubro (destinado a la prestación de servicios de salud a la población que no cuenta con empleo formal o no está incorporada en algún régimen de seguridad social), las entidades con anomalías contables más elevadas fueron la Ciudad de México (Morena), con faltantes que ascienden a 4 mil 593.4 millones de pesos; Oaxaca (PRI), con mil 478.4 millones de pesos pendientes de justificar, y Chiapas (Morena) con irregularidades por mil 258.3 millones de pesos.

Respecto a los recursos federales transferidos a través del Acuerdo de Coordinación celebrado entre la Secretaría de Salud y las entidades (dinero que en el pasado se destinaba a beneficiarios del Seguro Popular), los principales desvíos y gastos sin comprobar se detectaron en la Ciudad de México, con 2 mil 695.2 millones de pesos; Veracruz (Morena), con mil 963.5 millones pendientes de justificar y Chiapas, con 788.5 millones de pesos. 

En el gasto federalizado de 2019, ningún rubro presenta las irregularidades que se detectaron en salud. En saneamiento financiero los faltantes ascienden a 9% de los recursos auditados, en educación a 2.4%, en seguridad a 0.9%; en infraestructura 0.6%, y en participaciones federales 0.7 por ciento.  

Compartir