El polémico caso de una relación cuestionable

16 de Junio de 2024

El polémico caso de una relación cuestionable

Simon Sanchez columna invitada

En los años 90 en Estados Unidos un escandaloso suceso llenaba las portadas de los tabloides. La maestra de 34 años Mary Kay Letourneau sostenía relaciones íntimas con Vili Fualaau, un adolescente de 13 años de edad, de ascendencia samoana. Él había sido su alumno en segundo grado. Descubierta por su entonces marido, al encontrar cartas románticas que ella le enviaba a su exalumno, fue arrestada, acusada de violación en segundo grado.

Embarazada del joven, la mujer se declaró culpable buscando reducir su condena. Tras aceptar no acercarse nuevamente a Fualaau, Letourneau fue puesta en libertad provisional, para que solamente un mes después fuera encontrada por un policía a altas horas de la madrugada, abordo de un auto con el joven.

Nuevamente, tras las rejas, fue condenada a 7 años y medio de prisión, y de nuevo embarazada de un joven que aún no tenía ni 15 años. En 2004 Letourneau salió de la cárcel y tras conseguir que un juez anulara la orden de restricción que tenía, reanudó la relación con Fualaau, casándose cuando tenían respectivamente 43 y 21 años de edad, viviendo juntos por más de 10 años.

Secretos de un Escándalo está inspirada en esta polémica historia. Titulada originalmente May December, expresión estadounidense para referirse a una relación con muchos años de diferencia, es una película llena de simbolismos, dirigida por Todd Haynes. Partiendo de un guion de Samy Burch, se construye un melodrama donde se explora una relación cuestionable.

Años después de protagonizar un escándalo que llamó la atención mediática, Gracie y su marido Joe reciben la visita de Elizabeth, una conocida actriz que tiene la intención de estudiar la vida de ella para estelarizar una película que cuenta su historia.

Natalie Portman y Julianne Moore, protagonizan un gran duelo de actuación, mientras Elizabeth intenta descubrir cosas que le ayuden con su interpretación, Gracie, de una manera enigmática, lucha por mantener su historia lo más oculta posible, sin sentir remordimiento o culpa, simplemente quiere olvidar su pasado.

Por su parte, Joe, interpretado magistralmente por Charles Melton, un hombre que ama a su esposa e hijos, gracias a que su adolescencia fue interrumpida, retrata a la perfección su inmadurez emocional en cada diálogo, poco a poco se da cuenta de lo que ha vivido en los últimos 20 años, para al final sufrir una importante metamorfosis.

La cinta funciona en muchos niveles: por una parte nos muestra el proceso que tiene un actor, pues resulta fascinante como a lo largo de la película Elizabeth se transforma lentamente en Gracie, como si de un juego del espejo se tratara.

Por otro lado, nos cuestiona sobre temas tan complejos como la estigmatización social, la manipulación, el autoengaño, y cómo a pesar del paso del tiempo hay heridas que nunca cierran.

Nominada al Oscar a mejor guion original, la cinta puede resultar un tanto lenta y aburrida, hay veces en las que parece que no está pasando nada, pero en los pequeños detalles todo pasa aunque de una manera imperceptible.

Secretos de un escándalo se puede ver en cines y próximamente en Netflix.

Te Recomendamos: