Consejo de Administración: pilar de crecimiento

19 de Mayo de 2024

Consejo de Administración: pilar de crecimiento

consejo-de-administracion

Francisco Rodríguez, socio director de Advanced Management Consulting Group (AMCG), explica en qué consiste un Consejo de Administración y desmenuza las múltiples ventajas

Definir mejores tomas de decisión, con visión estratégica y una sólida dirección de futuro, son algunas de las principales ventajas que ofrece la implementación de un Consejo de Administración en las empresas.

En entrevista, Francisco Rodríguez, socio director de Advanced Management Consulting Group (AMCG), explica en qué consiste un Consejo de Administración y desmenuza las múltiples ventajas y de qué forma se puede implementar en las organizaciones.

“El Consejo de Administración debe hacer preguntas difíciles y hablar sin rodeos; debe ir más allá e interesarse profundamente por entender cuál es el proceso de negocio y qué es lo que se debe lograr, hacia dónde va y cuáles son las metas estratégicas que tiene la compañía”, señaló el experto en mejores prácticas de gestión directiva.

Agregó que de esta forma, se asegura que “todo lo que se está haciendo vaya en esa dirección”.

Un Consejo de Administración, aporta valor a las organizaciones con los conocimientos y experiencia (tanto interna como externa) de sus miembros.

También logra neutralidad en la toma de decisiones, y la transparencia en sus operaciones permite a las compañías obtener mejores resultados.

Aclaró que el Consejo de Administración en una organización lo integran consejeros patrimoniales (socios de la empresa), y consejeros independientes, y son a quienes buscan las organizaciones, para que les den mayor perspectiva.

“Se considera un órgano central (los Consejos de Administración) del Gobierno Corporativo, porque está entre la asamblea general de accionistas y la dirección general, es decir, el management de las compañías. El Consejo es un cuerpo fundamental porque es en quien los accionistas de la compañía depositan toda la autoridad para desarrollar el negocio con una visión estratégica”, aseguró Rodríguez Rodríguez.

El Gobierno Corporativo, es un sistema que permite dirigir las empresas de forma organizada, y que se rige por principios y valores, velando también por los intereses de todos los que forman parte de su estructura.

Cinco acciones para la generación de valor

El directivo de la firma AMCG también recomienda a los Consejos de Administración seguir cinco acciones concretas para generar valor.

1) Ofrecer la perspectiva desde una experiencia más amplia. Con consejeros especialistas en determinado mercado, sector e industria, y otros que tengan distintas experiencia, habilidades y liderazgo, el Consejo mirará más allá y tendrá una perspectiva más amplia para el negocio, con una visión de corto, mediano y largo plazo.

2) Proveer la dirección estratégica de la sociedad. El foco de la estrategia permite a la organización cumplir con su oferta de valor y con los objetivos estratégicos planteados; debe entender cuál es la dinámica (de la industria, del sector y del mercado) y qué está ocurriendo con los competidores (internos y externos).

Esto ayuda a que la organización se percate, de cuáles son los elementos que hay alrededor de su negocio: para dónde va esa industria, qué están haciendo los competidores y qué se espera hacia futuro.

3) Supervisión de la gestión de riesgos. La compañía y el Consejo de Administración deben contar con un sistema robusto de identificación, manejo y minimización de los riesgos que obedezcan a la realidad del negocio (legales, operativos o financieros), si es que en un momento determinado existieran.

4) Evaluación objetiva del liderazgo de la compañía. Los consejeros deben evaluar a la alta gerencia a partir de un proceso objetivo, estructurado y estratégico, que considere las diferentes perspectivas del negocio y en el que se balanceen los resultados de corto, mediano y largo plazo por parte de los administradores, esto, para orientar a la empresa y que el desempeño de sus altos funcionarios sea el indicado y de mayor impacto.

5) Razonabilidad de la compensación de los ejecutivos. Debe existir objetividad en el desempeño de los directivos; su compensación tiene que estar estructurada de forma adecuada, según las condiciones del mercado, y el logro de objetivos y resultados esperados.

Finalmente, Francisco Rodríguez comentó que otro elemento a considerar es un plan para la sucesión en la dirección o altos niveles organizacionales (por edad de retiro o tránsito a nuevas oportunidades de carrera, por ejemplo), que permita en un momento determinado tomar acciones para la continuidad y perspectiva de operación a largo plazo del negocio.

Te Recomendamos: