Oscar Moha

Depende… de la zona en la que viva y también de la Iglesia a la que asista.

Por ejemplo, no es lo mismo ser Testigo de Jehová (ellos se autodenominan “grupo cristiano”) que católico en una zona fifí de la Ciudad de México, o cualquier capital del país. En el primero de los casos, sus ministros de culto no cobran por llevar a cabo bautizos, bodas y otros ritos propios de su Asociación Religiosa, sin embargo dentro del catolicismo es casi un sacramento el pago casi de cualquier “servicio espiritual” que haya dentro y fuera de los templos. En comunidades indígenas se reciben hasta parcelas o animales, como parte de las aportaciones “voluntarias” de los feligreses.

Ministros de Culto de otras Asociaciones Religiosas, sobre todo en las evangélicas, es prohibitivo el cobro de los servicios que prestan los pastores. Bautizos, recepción de miembros, cursos de inducción, bodas y funerales son gratuitos y sólo algunas tienen una tarifa como parte del sustento para los templos y la manutención de los líderes. Los Testigos de Jehová recolectan cantidades considerables cuando llevan a cabo reuniones masivas como las que organizan en el Estadio Azteca, donde asisten cerca de 100 mil personas y llaman ex profeso a camiones de empresas que trasladan sus valores para que lleven monedas y billetes a los bancos donde tienen sus cuentas bancarias. Pero sus ministros no tienen un sueldo, no al menos nominalmente.

La Iglesia Católica sí tiene un tabulador -por zona- para el pago de honorarios de sus sacerdotes. Mientras más alejado esté el templo o la parroquia de una zona metropolitana, el pago va disminuyendo. En municipios como Ecatepec en el Estado de México, un bautizo cuesta poco menos de 2 mil pesos; una confirmación grupal más de mil pesos por niño; unos 15 Años, 4 mil pesos; una boda, en una Iglesia céntrica cuesta en promedio 3 mil 200 pesos (incluye reclinatorio, música y flores); un funeral, más de 2 mil pesos… y las ceremonias especiales como “bendecir un negocio o una casa”, pueden alcanzar hasta 5 mil pesos.

Pero también hay templos machuchones como el que se encuentra en Jardines del Pedregal, una de las zonas con mayor plusvalía en la Ciudad de México. Ahí, casarse cuesta casi 9 mil pesos. Las visitas de los sacerdotes a los enfermos también tienen un costo y ser enterrado en uno de sus nichos alrededor de 50 mil pesos, es decir comprar un nicho familiar. Las Iglesias Evangélicas y otros templos no tienen ese “servicio funerario” que es exclusivo de los católicos. Seguramente la Secretaría de Hacienda tiene esto en cuenta para las declaraciones que hacen las Asociaciones Religiosas que según la Ley vigente indica que “deben abstenerse de perseguir fines de lucro o preponderantemente económicos” (Artículo 8°).

Los evangélicos y otras consideradas como “Iglesias Cristianas” también tienen sus niveles socioeconómicos y algunos de sus pastores y ministros ganan nominalmente más de 80 mil pesos mensuales. Son contados, pero contrastan con aquellos dirigentes religiosos que tienen más de 30 Iglesias a su cargo y viven exclusivamente de sus ingresos profesionales, es decir son médicos, ingenieros, comerciantes, litigantes o ganaderos.

En fin, esto de la religión también tiene su vertiente económico-lucrativa, lo que a la vista de las autoridades hacendarias podría ser un ingreso tributario, aunque faltaría que los diputados modificaran algunas leyes.

PALABRA DE HONOR.- Muy grave que sigan desapareciendo niños y niñas en municipios del estado de México y que el Gobierno tenga que enterarse de los casos por las redes sociales. Más grave es que la Procuraduría Mexiquense no tenga personal capacitado para hacer frente a este fenómeno y se limite a aconsejar a los papás que no dejen salir solos a sus hijos. Ni modo…

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir