De Paseo | París, la fotografía del amor

24 de Julio de 2024

De Paseo | París, la fotografía del amor

París

Es el lugar perfecto para celebrar o declarar el amor y para este 14 de febrero, aunque una escapada tampoco estaría nada mal

¡Oh! L’amour. Cuando uno busca en Google “ciudad romántica”, casi por defecto nos arroja a París como primera opción. Venecia y Roma se disputan el segundo lugar. ¿Qué hace a París tan especial?

Definitivamente tiene ese je ne sais quoi. Sus calles, su arquitectura, sus cafés y sus monumentos la convierten en el lugar ideal para el amor.

Es muy común caminar por algunos lugares y ver a un novio arrodillado entregando un anillo de compromiso a una novia sorprendida (en internet incluso hay paquetes de fotógrafos para ese acontecimiento) o a unos recién casados tomándose fotos frente a la Torre Eiffel. Quizá la literatura, el cine y la televisión hayan idealizado a la ciudad. Hay varias películas que han tenido como escenario la ciudad (Antes del atardecer, Medianoche en París, Moulin Rouge, Ninotchka).

Y ni qué decir de las novelas románticas. Esta vez te contamos sobre algunos lugares especiales para una escapada para celebrar el amor y algo más.

Torre Eiffel

Este sitio es el favorito para el romance y las propuestas matrimoniales. Regularmente, la Torre Eiffel realiza distintas actividades el 14 de febrero, como abrir un espacio en X (antes Twitter) para declaraciones de amor que proyecta en la noche en la torre. Ese día también se viste de rojo y coloca corazones iluminados a lo largo de sus 300 metros de altura.

Aquí no puede faltar la copa de champán en el último piso, la cena romántica en los restaurantes Jules Verne y Madame Brasserie o los macarons en la tienda de regalos.

La compra de los boletos para subir a la torre se puede hacer en las taquillas, pero te recomendamos hacerlo por internet para que no pierdas tiempo.

Si deseas una buena vista de la torre iluminada, sube las escalinatas de la plaza de Trocadero.

La Torre Eiffel se ubica en el extremo del Campo Marte a la orilla del río Sena, adoptada como símbolo de Francia y de su capital.

Puentes sobre el río Sena

El Puente de las Artes se ha convertido en uno de los lugares románticos favoritos debido a su aire bohemio y la presencia de pintores, fotógrafos y músicos. Fue el primer puente de metal que cruzó el Sena, construido en 1801 para conectar el Institut de France con el Museo del Louvre. En el siglo XIX, este último se llamaba “Museo de las artes”, de ahí el nombre del puente. En 2008, los jóvenes de todo el mundo comenzaron a colocar candados de amor en los barandales del puente, lo que se convirtió en un fenómeno que puso en peligro la estructura, por lo que se limitó esta práctica.

Otro puente que tiene su encanto es el Puente Alejandro III, que se encuentra en la explanada del Hôtel des Invalides y el Grand Palais. Fue construido para la Exposición Universal de 1900 y su estilo es Beaux Arts. Está adornado con lámparas de estilo Art Nouveau, esculturas de ninfas y querubines, y enormes Pegasos dorados en cada extremo.

Montmartre

Al subir por la colina hasta alcanzar la basílica del Sagrado Corazón, uno se encuentra en un barrio repleto de plazas, calles angostas, escalinatas, casitas con un aire campestre e incluso un viñedo. En el siglo XIX, Montmartre fue un espacio donde vivieron artistas y escritores destacados. Pintores como Picasso, Matisse, Modigliani y Renoir se alojaron en esta zona. Actualmente, Montmartre sigue manteniendo ese espíritu bohemio y muchas de sus plazas conservan una intensa actividad artística.

El ascenso puede iniciarse desde el mítico Moulin Rouge. En esa zona, hay varias creperías que ofrecen una buena opción de comida. Para subir, se puede optar por caminar o utilizar el funicular.

La cima está está coronada por la increíble iglesia del Sagrado Corazón. Desde ahí, se tiene una vista panorámica impresionante de París.

Paseo en bote

por el Sena

Si aprecias el buen gusto y te preguntas si un viaje en autobús turístico es para ti, esta opción cambiará tu perspectiva. El recorrido, idealmente nocturno, parte desde debajo del puente cerca de la Torre Eiffel y dura aproximadamente una hora. Durante el trayecto, podrás admirar la iluminación de los principales edificios (Los Inválidos, la Asamblea Nacional, el Museo d’Orsay, el Louvre y Notre Dame), así como los encantadores puentes sobre el Sena. Si cuentas con un pase de museos, este viaje está incluido, así que asegúrate de aprovecharlo al máximo.

Muro de los “Te amo”

En el año 2000, en la Plaza de las Abadesas del barrio de Montmartre, se inauguró un muro de 400 metros cuadrados que contiene 311 frases
“Te amo” en 250 idiomas.

El muro está compuesto por azulejos de lava esmaltada. El artista colocó fragmentos rojos salpicados por todo el muro que simbolizan un corazón roto, pero que al juntarse conforman un corazón completo.

Este lugar se ha vuelto popular y se puede ver a muchas parejas tomándose selfies o buscando la frase “Te amo” en su idioma.

Te puede interesar:

De Paseo | Lourdes, el santuario de la fe

De Paseo | Corfú, una perla cosmopolita en Grecia

Te Recomendamos: