Compartir

Luis León

lleon@ejecentral.com.mx

> A partir de 2013, la Iniciativa Mérida perdió fuerza hasta agonizar, porque el apoyo financiero que recibían las Fuerzas Armadas y la policía de México tocó fondo

La Iniciativa Mérida comenzó a morir mucho antes de la llega de Donald Trump a la presidencia. Desde 2013, cada año, la administración de Enrique Peña Nieto fue eliminando, uno a uno, programas de apoyo técnico, logístico, de entrenamiento y equipamiento contra el narcotráfico y el terrorismo.

El Centro sobre Políticas Internacionales que lleva a cabo el Monitoreo de la Asistencia en Seguridad (Security Assistance Monitor) de Estados Unidos, evidenció la caída de la asistencia militar y policial en 70%; así como disminuyeron o hasta desparecieron programas de entrenamiento marítimo, para pilotos, y planes académicos y de intercambio en materia de seguridad. El único rubro que se mantuvo con variables, pero constante, fue la compra de armas de México hacia Estados Unidos.

La Iniciativa Mérida se firmó en junio de 2008, al año siguiente alcanzó su punto máximo en la entrega de recursos con 400 millones de dólares en equipo y entrenamiento de las fuerzas policiacas.

ANALITICA NOTA

(Da click en la imagen para ampliar)

El Congreso estadunidense asignó dos mil 600 millones de dólares a la asistencia de seguridad entre 2008 y 2016. De ese total, mil 600 millones de dólares fueron desembolsados en noviembre de 2016.

De acuerdo con la organización, desde 2013 los recursos recibidos en México han disminuido significativamente.

La base de datos contiene cifras sobre ventas de armas, asistencia militar y policial, y programas de entrenamiento de Estados Unidos. Sobre la asistencia militar y policial, en 2011, los recursos representaron 217 millones 233 mil 892 dólares; pero en 2014 inició la caída, transfiriendo a México ese año 205 millones 653 mil 13 dólares, y para 2016 se reportaron apenas 90 millones 660 mil dólares.

En este año, deberían ejercerse 85 millones 660 mil dólares, pero fueron congelados por Trump. En cuanto a reportes de compra de armas por parte de México a Estados Unidos, en 2006 representaron 375 millones 778 mil dólares, para 2008 estas compras alcanzaron su cúspide con un billón 235 millones 766 mil 330 dólares, que coincide con el momento más sangriento en la guerra declarada por el expresidente Felipe Calderón contra los cárteles de la droga. Entre 2009 y 2014, la inversión de México en armas bajó en poco más de la mitad, respecto a 2008; sin embargo en 2015, el gasto volvió a alcanzar la cifra de un billón 110 millones 350 mil 804 dólares.

Armamento
>En 2015, los países del Triángulo Norte de Centroamérica, Guatemala, El Salvador y Honduras gastaron un billón 110 millones 350 mil 804 dólares, cada uno, en la compra de armas a Estados Unidos.

Compartir