Compartir

Nadia Rodríguez

La memoria de Jasson Ricardo Acuña Polanco y Jorge Alexander Ruiz Duban fue inmortalizada en el centro de alojamiento para menores migrantes que el DIF de Tijuana y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) abrieron en la ciudad fronteriza. 

El Centro Jasson y Alexander —nombrado así en recuerdo de los dos menores hondureños que fueron torturados y asesinados en Tijuana, en 2018— brindará atención tanto a infantes no acompañados deportados por Estados Unidos como para aquellos de origen extranjero que llegan a México debido a otras circunstancias. 

Tan sólo entre enero y febrero de 2021, mil 743 niñas, niños y adolescentes fueron identificados por las autoridades migratorias en México (cifra cuatro veces mayor en febrero que en enero). Además, en ese mismo periodo, 3 mil 320 menores mexicanos fueron deportados desde Estados Unidos. 

Documentos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) afirman que cerca de 18 mil 700 son niños y adolescentes no acompañados fueron capturados en la frontera en marzo. El dato representa una duplicación comparada con los menores retenidos en febrero que sumaron 9 mil 450.

Compartir