Compartir

Tomás de la Rosa

Los organismos autónomos, sin considerar los poderes Legislativo y Judicial, consumieron un presupuesto de 100 mil millones de pesos en los primeros 25 meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el mayor monto en términos reales en los últimos 26 años. Sin embargo, ese gasto es diminuto frente a los más de 4.88 billones de pesos que gastaron Pemex, la CFE y otros organismos y empresas del Estado. Es decir, por cada peso que gastaron los primeros, las empresas del Estados consumieron 49 pesos.

En los primeros 25 meses del gobierno de López Obrador, todos los organismos autónomos gastaron 253 mil 621 millones de pesos. Esa cantidad fue 24% superior a lo que gastó Enrique Peña Nieto; 51% más respecto a lo gastado en el sexenio de Felipe Calderón, 97% más respecto a Vicente Fox y 284% más respecto a lo que ejerció el gobierno de Ernesto Zedillo. Todos en los primeros 25 meses de su sexenio y recursos a valor presente (pesos de noviembre de 2020).

Sin considerar el gasto de los autónomos controlados por el poder Legislativo (Cámara de Senadores, Cámara de Diputados y Auditoría Superior de la Federación) y el poder Judicial (Suprema Corte de Justicia de la Nación, Consejo de la Judicatura Federal y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación), el gasto fue de 100 mil 37 millones de pesos, la cifra más alta en los últimos cinco gobiernos.

Ese gasto representó 1.1 pesos de cada 100 que gastó el gobierno en el periodo. En términos relativos, con López Obrador es el segundo mayor gasto, superado por el 1.2 pesos del gobierno de Zedillo.

Compartir