Compartir

David Colmenares
Los 2445 municipios mexicanos, apenas participan con el 1.1 por ciento del poder tributario, muy por debajo de lo que sucede en otros países de América Latina y  de la OCDE, tanto respecto a los federales, como a los unitarios o centralistas. Por ejemplo en Brasil que es federal, sus municipios tienen el 5.4 por ciento del poder recaudatorio, en Chile que es unitario, 6.7 por ciento. Su principal impuesto es el predial y sí, se ha desaprovechado su potencial recaudatorio, pero a veces lo sobrevaloramos: en Chile por predial se recauda el 0.6 por ciento del PIB, mientras en Argentina el 0.5. En México el 0.2 por ciento. Pero los nuestros en su mayoría no controlan el catastro y cerca de la mitad son demasiado pobres.
No sólo es el desinterés fiscal o el temor al llamado “costo político” de cobrar impuestos, que muchos lo tienen, pero también es la decisión política de apostar al centralismo en la distribución de competencias. No podemos soslayar la gran asimetría entre los municipios mexicanos: menos de 80’ recaudan mucho más de la mitad del predial, y en 25 se concentra la mayor parte de la deuda municipal, su acceso a INTERNET es limitado, etc.
Se reduce la eficiencia recaudatoria del predial, al establecer privilegios fiscales para las dependencias federales y estatales en el Artículo 115. Datos de la CONAMM: 76 aeropuertos concesionados no lo pagan, 1388 aeródromos y 8 complejos petroquímicos, tampoco. Hay 5 millones de casetas  telefónicas que omiten el pago de derechos, etc.
Aun así, los municipios dependen menos que los estados de las transferencias federales, alrededor del 65 por ciento, en el caso de Solidaridad es menor a la mitad. Por otro lado sus participaciones han tenido rezagos en términos reales, por lo menos a 2013,  si los estados deciden no cobrar tenencia como en Morelos, no los toman en cuenta, ni se les  compensa por los ingresos perdidos. Claro, se ha generado una cultura del no cobro en muchos y no podemos desconocer la corrupción, pero no en todos.
Por ello la  importancia de la Reunión Plenaria de la Confederación Nacional de Municipios de México (CONAMM), que se realizó esta semana. La CONAMM integra a todos los alcaldes, miembros de las tres principales organizaciones: la FENAM, la ALMAC y la ANAC.
En la misma se tomó protesta al Consejo Consultivo, conformado por ex presidentes de la CONAMM, así como al Consejo Técnico Asesor. Clausura el evento Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, quien ya fue funcionario municipal y Gobernador.
Un planteamiento central fue el de darle rango de organismo de Estado a la CONAMM, igual que el que acaban de plantear los gobernadores para la CONAGO, por eso estuvo ahí Mariano González Zarur, Presidente de esta última.
Entre sus principales planteamientos destacan los que tienen que ver con asuntos fiscales y de coordinación fiscal.
Piden que se modifique el 115 para eliminar las exenciones, excepto para escuelas y hospitales, (los aeropuertos son concesiones); que se incremente sustancialmente el porcentaje participable a los ayuntamientos; que se revise la normatividad y el destino de los fondos municipales del Ramo 33, como FAIS y FORTAMUN, así como el los subsidios, para  que reconozcan la realidad municipal.
Piden formar parte estructural del Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, como orden de gobierno que son.
Se ha dicho que el Municipio es una experiencia fallida, no lo es así, pero hay que dejarlo crecer, recuperar el tiempo perdido. Que ya no alimenten esa percepción  la desigualdad y el centralismo. La corrupción, hace que muchos apuesten por éste, pero eso no resuelve ni  lo uno, ni  lo otro, hay que eliminarla.

Compartir