FOTO: CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

Hay versiones no oficiales en Brasil que hablan de que los militares brasileños, liderados por el oficial Braga Neto, primer ministro de la Casa Civil, podrían asumir la responsabilidad de tomar el control del país.

En este sentido Edgardo Buscaglia, abogado y economista, señaló que se podría dar en Brasil un «golpe blando», es decir, que Jair Bolsonaro decida transferirle a las Fuerzas Armadas el control «operativo» del país, y argumenta que no es descabellada la idea debido a la admiración que tiene el mandatario por las dictaduras militares.

Esta versión es una de varias que circulan como trascendido en la nación sudamericana, en donde la crisis sanitaria ha dividido al gobierno de Bolsonaro, quien al minimizar el impacto de la pandemia está provocando señalamientos y cuestionamientos entre su gabinete y gobernadores de distintos estados.

Por otro lado, el Ministerio de Salud de Brasil informo que existe preocupación en el país debido a la falta de suministros y personal médico para hacerle frente a la pandemia de coronavirus, sobre todo en cinco estados en los que se prevé una propagación acelerada de esta enfermedad.

Amazonas, Distrito Federal, Caerá, Rio de Janeiro y Sao Paulo son los estados en los que las autoridades brasileñas de salud advierten que la pandemia puede salirse de control. Además, se ha señalado la falta de suministros médicos para atender a la demanda a nivel nacional.

Cabe mencionar que Luiz Henrique Mandetta, titular del Ministerio de Salud, mantiene una confrontación con Jair Bolsonaro debido a que éste le ha recriminado públicamente al ministro por sugerir cuarentena generalizada en contra de las órdenes del presidente.

Sergio Moro, ministro de Justicia y Seguridad Pública, apoya las recomendaciones de Mandetta sobre la forma de actuar en estos momentos; incluso, se dice que varios ministros del gabinete de Bolsonaro también lo apoyan. GA

ES DE INTERÉS:

Compartir