¿Eres mexicano? Mala suerte, tendrás una deuda de 175 mil pesos

12 de Junio de 2024

¿Eres mexicano? Mala suerte, tendrás una deuda de 175 mil pesos

Deuda Pública

Hoy, cada mexicano debe unos 128 mil pesos, pero eso cambiará radicalmente, ya que el ritmo de endeudamiento público nos llevará a casi 175 mil pesos

Por supuesto que es un gran orgullo ser mexicano vemos muchas cosas a favor desde aspectos culturales, gastronómicos, bellos lugares que forman el territorio nacional, y un largo etcétera de pros, pero todo tiene un costo, y solo por haber nacido en este hermoso país ya tienes una deuda, porque ha de decirse que todos los pasivos del Gobierno se reparten entre el número de mexicanos y son cobrados vía impuestos y en servicios que el Estado está obligado a brindar pero que lo hace de manera ineficiente por la carga de la deuda.

Actualmente cada mexicano debe, por el hecho de solo serlo, debido al monto de la deuda pública, unos 128 mil pesos, pero eso cambiará radicalmente, ya que el ritmo de endeudamiento nos pondrá con de casi 175 mil pesos individualmente para 2030.

Un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) señala que, tras el endeudamiento histórico para este año, un crecimiento más bajo en comparación con 2023 para los próximos años, así como una baja en la productividad laboral, serán factores que incidan para el crecimiento de la deuda per cápita a ese ritmo.

Te puede interesar: Comercio de EU con menor dinamismo; México lo capitaliza

El informe ‘Sostenibilidad de la deuda pública en México. Análisis y perspectivas del Paquete Económico 2024' destaca que, según los supuestos actuales, la deuda por persona alcanzaría los 174 mil 801 pesos en 2030. Este escenario hace evidente la necesidad de estrategias que mejoren la eficiencia en el gasto público y, al mismo tiempo, impulsen el desarrollo social y el crecimiento económico.

El reto radica en encontrar un equilibrio entre la carga tributaria y el gasto público eficiente. Se subraya la importancia de priorizar inversiones estratégicas a largo plazo, como la educación inicial y la salud pública, que no solo fomentarían el crecimiento económico, sino que también aumentarían la productividad laboral y los ingresos futuros.

Un aspecto crucial es la consideración del impacto intergeneracional de la deuda. Evitar trasladar esta responsabilidad fiscal a las futuras generaciones se vuelve esencial. Implementar un mayor gasto sin financiamiento en el presente podría resultar en impuestos más elevados en el futuro, comprometiendo la estabilidad económica a largo plazo.

Te puede interesar:

Inflación se aceleró al cierre del año; jitomate y cebolla se dispararon

Mexicanos prevén un 2024 prometedor con vacaciones y ahorro

Te Recomendamos: