Compartir

Jonathan Nácar

El exfiscal general de Guerrero Iñaky Blanco Cabrera aseguró que Vidulfo Rosales Sierra, abogado de las madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, ha sido de las personas que más daño ha causado a la investigación del caso, con las filtraciones que ha hecho por sus intereses y su propia agenda.

“Este señor creo que ha hecho mucho daño a la investigación, más allá de cumplir con la labor de asistencia, de asesoría jurídica respecto a las madres y padres de los normalistas. Lo único que busca es a partir de posturas sesgadas o parciales generar confusión en la opinión pública, el descredito de las instituciones y de las personas que tuvimos a cargo la investigación y sin darse cuenta revictimiza a las víctimas”, acusó el titular de la FGE cuando los hechos en Iguala del 26 y 27 de septiembre de 2014.

En entrevista con ejecentral, el exfuncionario advirtió que analiza demandar a Vidulfo Rosales, tanto por la vía civil por daño moral que le han generado sus declaraciones, como una denuncia penal por las filtraciones que ha hecho de la información sobre la indagatoria del caso, la cual ha utilizado “a su conveniencia, a título personal acorde a su agenda y a sus propios intereses y no en representación de los padres y madres de los normalistas”.

Ayer, el diario El Sur de Acapulco publicó una nota en la que Vidulfo Rosales señala que, a partir del testimonio de un testigo, el gobierno de Guerrero, refiriéndose a la Fiscalía que encabezaba entonces Iñaky Blanco, entregaron a la PGR los restos de los normalistas de Ayotzinapa que fueron asesinados por los Guerreros Unidos, lo cual sirvió para construir la denominada ‘Verdad Histórica’.

“No aporta elementos probatorios, no aporta evidencia para sustentar lo que difunde. Todo ello lo sustenta o lo remite al testimonio singular, aislado y de oídas de Gildardo López Astudillo que está plagado de contradicciones e inconsistencias (…) Está actuando de una manera por demás irresponsable y es una de las personas que más a colaborado a enturbiar, a ensuciar la investigación”, acusó el jurista Blanco Cabrera.

Sobre esa cuestión, el exfiscal de Guerrero señaló que prácticamente desde que ocurrió el hecho, el abogado ha filtrado información del caso y ha dado distintas versiones con base a sus intereses, lo cual quedó en evidencia el viernes pasado cuando el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación Alejandro Encinas reconoció que Rosales respondía a su propia agenda y a partir de ahí las declaraciones que realizaba.

“Yo creo que lo que pretende es ejercer presión a la actual fiscalía (FGR), presionar también a la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justica, ya dijo que el actual gobierno, el presidente de la República se están preparando para dar a conocer que los estudiantes fueron asesinados y que eso ellos no lo van a permitir, que habrá confrontación. Esa es su naturaleza, su forma de ser y cuando hay algo que le guste, que sea acorde a la narrativa que él pretende pues manifiesta estas inconformidades”.

Posturas encontradas

A fin de sostener que el abogado Vidulfo Rosales quien el viernes pasado tras una reunión con el presidente López Obrador acusó que “la FGR es parecida a un elefante reumático», al señalar a siete años de la desaparición de los jóvenes el gobierno “no está establecido el paradero, ni lo sucedido el 26 de septiembre», Iñaky Blanco señaló que además de defender a personas sospechosas en la indagatoria, el activista llegó a señalar que no habían estado involucrados los Guerreros Unidos.

“Yo manifesté que muchas de las personas que habían alcanzado su libertad, pues debían en buena parte ese logro, por así llamarlo, a las manifestaciones de Vidulfo Rosales, a su posición ambivalente. En su momento él (Vidulfo) decía que no habían sido los Guerreros Unidos, después dio un giro total en su discurso y dijo que sí habían sido e incluso reclamaba que no se diera cumplimiento a diversas órdenes de aprehensión que existían contra integrantes de esa asociación delictiva”.

Y subrayó, “en su momento se inconformó con la liberación de otras tantas personas que fueron consignadas con motivo de los hechos del 26 y 27 de septiembre. Y ahora no hace más que ajustarse a sus intereses, a su propia agenda y filtra parte de lo que nosotros conocemos como el testimonio del testigo colaborador ‘Juan’, que no es otro que Gildardo López Astudillo”, uno de los líderes de Guerreros Unidos considerado como autor material del ataque y desaparición de los normalistas, pero que obtuvo su libertad agosto de 2019, luego de que un juez desestimó parte de las pruebas que había presentado la entonces PGR.

Sobre la probable participación de personal del Ejército, de la cual ha insistido Vidulfo Rosales en acusar públicamente que el presidente ha evadido fincar responsabilidades a militares, el exfiscal reiteró que lo que hasta hoy se sabe es que lo que pudo ocurrir respecto a los elementos de la Sedena que tuvieron conocimiento de alguna manera de lo ocurrió aquella noche del 26 de septiembre “fueron conductas omisivas”.

Al respecto sostuvo que, “hoy se maneja mucho que está vinculado a proceso el capitán Crespo, pero no está vinculado por el caso Ayotzinapa, está vinculado por un tema de delincuencia organizada y hasta donde se sabe es el único militar que ha sido consignado”.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir