FOTO: CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

El Fondo Nacional para el Fomento del Turismo (FONATUR) recibió las propuestas de nueve consorcios interesados en participar en la licitación del primer segmento del Tramo 5 del Tren Maya, que va de Playa del Carmen a Tulum y que comprende 60 kilómetros.

Del total de nueve consorcios que mostraron interés, las propuestas más económicas fueron presentadas por el grupo integrado por ASCH división México junto con Power China por un total de 13 mil 399 millones de pesos, seguido de Caabsa, Constructora de Proyectos Viales y Comsa Infraestructura, que ofertaron 13 mil 900 millones de pesos y la española Sacyr que propuso un costo de 14 mil 140 millones de pesos.

En el grupo de ofertas más altas, y por ende las que menos puntuación suman para ganar la licitación del próximo viernes 29 de enero están FCC, Cicsa y la Peninsular, Mota Engil con ICA y Vise con Costrucciones Rubeu, que presentaron propuestas entre los 24 mil 200 y los 17 mil millones de pesos. Estos grupos tendrían que presentar propuestas técnicas muy sólidas para lograr un puntaje sobresaliente en el concurso.

¿Quiénes son los consorcios mas competitivos?

La constructora mexicana Caabsa, las compañías Constructora de Proyectos Viales, Comsa Infraestructura, y Grupo Diamante ofertaron una de las tres propuestas más competitivas. Tanto Caabsa como la catalana Comsa tienen experiencia sumada de más de 240 años en la construcción de obras ferroviarias, además de otros proyectos de infraestructura vial.

Cabe señalar que Caabsa, propiedad de Luis y Mauricio Amodio, tiene ya operando en Cancún una planta de elementos prefabricados al igual que una planta de concreto, además de contar con equipo y maquinaria en sitio. Mientras que Constructora de Proyectos Viales, es filial de OHL global, empresa de la que los mexicanos son los accionistas mayoritarios y que anunciaran ayer un aumento de capitalización por mas de 37 millones de euros.

Asch México, forma parte del grupo de origen español del mismo nombre y que es una de las divisiones de DG Holding Group, ganó hace unos años el contrato de mantenimiento de la infraestructura ferroviaria del Tren Suburbano Buenavista-Cuautitlán, así como las obras de drenaje asociadas. Va junto con Power China división México, que ha realizado varias obras en materia energía eléctrica en México.

En el caso de Sacyr, es una de las empresas españolas con más trayectoria en España y desde hace varios años también ha participado en varios proyectos en México, entre ellos la losa de cimentación del aeropuerto de Texcoco que fue cancelado en la actual administración. También remodelaron recientemente la terminal dos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, denominada “dedo L”.

De acuerdo con expertos en proyectos de infraestructura la mejor opción para Fonatur será aquel consorcio que logre arrancar la construcción en el menor tiempo posible y cumplir con el calendario de entregas. “Con la experiencia de los tramos anteriores Fonatur tendrá que elegir al grupo que logre una de las más altas puntuaciones en precio y una sólida propuesta técnica. De las tres ofertas presentadas la de Caabsa y Constructora de Proyectos Viales parece ser la que más se acerca a los requisitos solicitados en la licitación por su experiencia en la construcción de vialidades elevadas, ya que este tramo incluye un paso elevado de cerca de 7 kilómetros, similar al que están construyendo en el tramo tres del Tren México – Toluca ”, señalaron.

Evaluación y fallo

La evaluación técnica correrá a cargo de un grupo de expertos internos de FONATUR, quienes trabajan paralelamente con representantes de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) con el objetivo de garantizar imparcialidad y transparencia en el proceso. Hasta ahora ninguna de las licitaciones de los cuatro tramos anteriores han sido impugnadas por los participantes. El fallo de la licitación se dará a conocer el viernes 29 de enero a las 17 horas de manera virtual.

Cabe recordar que la licitación del Tramo 5 del Tren Maya se declaró desierta en septiembre del 2020, por considerar insolvente la única oferta económica presentada por el consorcio liderado por la administradora de fondos BlackRock. El Tramo 5 se dividió en dos segmentos: Norte que va de la zona del aeropuerto de Cancún a Playa de Carmen y Sur que va de Playa del Carmen a Tulum, los cuales requerirán de una inversión superior a los 20,000 millones de pesos en su conjunto.

ES DE INTERÉS |

Tren Maya dispara 642% gasto 2021 de Sectur

Ejército administrará Tren Maya y cuatro aeropuertos: AMLO

Conceden suspensión provisional contra el Tren Maya en Yucatán

Compartir