Compartir

Elizabeth Velázquez losintangibles.com

A tan sólo 20 días de haber superado el número de fallecimientos planteados por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell dentro de un escenario catastrófico, México sumó otros 9 mil 929 decesos por Covid-19 para alcanzar un total de 70 mil 183 vidas perdidas desde el 20 de marzo, fecha en que se registró la primera defunción a causa de esta enfermedad.

Desde mediados de agosto, México no ha logrado disminuir el promedio diario de fallecimientos por Covid-19, que, desde entonces, se mantiene en un rango entre 500 y 550 muertes cada 24 horas. Nuestro país ocupa el cuarto lugar mundial tanto en este rubro, como en el total de decesos acumulados por esta enfermedad.

Además, la letalidad se mantiene como la más alta del continente, con un índice de 10.68%, lo que significa que por cada cien personas que enferman de Covid-19, 11 fallecen por las complicaciones de este padecimiento. En cuanto al indicador de mortalidad, que mide el impacto de la pandemia en la población general, México se posiciona en el doceavo lugar a nivel mundial, con 54 víctimas por cada 100 mil habitantes.

A pesar de que la tendencia de defunciones por Covid-19 en México tiene un ligero descenso desde el 10 de agosto, el promedio de personas que fallecen cada día a causa del nuevo coronavirus se mantiene en 550 registros desde entonces; si bien, el 6 de julio es el día con el reporte más alto por fecha de ocurrencia, el pico de notificaciones en muertes tiene un desfase de casi un mes, lo que podría explicar el estancamiento.

Desde el 1 de junio, fecha en la que inició el regreso a la “nueva normalidad”, México ha sumado 60 mil 16 fallecimientos, lo que representa el 85.5% de las muertes registradas en el país hasta el día de hoy. De hecho, tomó 74 días superar los primeros 10 mil decesos, pero desde entonces, nuestro país ha registrado esta misma cantidad de decesos cada 17 días, en promedio.

Una visualización del sitio Our World in Data, página mostrada por las autoridades federales en múltiples conferencias para comparar la situación de México con otros territorios, muestra que el promedio de muertes diarias por cada millón de habitantes en nuestro país es el más alto entre las naciones de África, Asia y Europa, con un índice de 4.74 por ciento.

En cuanto al impacto de la pandemia activa, el estado de México es la entidad que reporta el mayor número de fallecimientos entre el 23 de agosto y el 5 de septiembre con 587 defunciones; este periodo se utiliza para tener mayor precisión en la comparativa, ya que durante los últimos siete días aún quedan 173 muertes sospechosas a nivel nacional, aunque esta cifra se eleva hasta 2 mil 189 si se toma en cuenta los registros desde el inicio de la pandemia.

La Ciudad de México acumula 509 defunciones en el mismo periodo, y se coloca en el segundo lugar a nivel nacional, mientras que Nuevo León, con 356 registros, cierra esta lista. Sin embargo, a nivel municipal, tres de las cuatro ciudades más grandes del país ocupan los primeros lugares en defunciones ocurridas entre la última semana de agosto y la primera de septiembre.

El municipio de Puebla de Zaragoza se sitúa como el municipio con el mayor número de muertes por Covid-19 en este lapso con 146 fallecimientos, lo que representa el 57% de los decesos ocurridos en dicho estado en el mismo periodo de tiempo. Monterrey ocupa el segundo lugar al sumar 123 defunciones, es decir el 36% del registro de esta localidad durante la penúltima y antepenúltima semana.

Guadalajara ocupa el tercer lugar con 106 fallecimientos entre el 23 de agosto y el 5 de septiembre, le siguen los municipios de San Luís Potosí y Ecatepec de Morelos con 102 y 97 decesos, respectivamente. Cabe mencionar que estos datos sólo contemplan las ciudades mencionadas y no su zona metropolitana, por lo que el impacto podría ser mayor en su conjunto dinámico.

Según la base de datos abiertos de la Dirección General de Epidemiología, en México 7 mil 981 personas han fallecido por Covid-19 sin ser hospitalizadas, pero otros 37 mil 708 pacientes, que si recibieron esta atención, murieron sin acceso a un ventilador mecánico, esto significa que el 53.8% de los decesos en centros de salud no recibieron atención crítica.

CONSULTA NUESTRO REPORTE ESPECIAL |

Compartir