Foto: Adolfo Vladimir/Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) expresó su más enérgica condena ante los homicidios de Oliverio Martínez Merino y Flor de Jesús Hernández.

Ambos, activistas originarios de la comunidad de San Juan Copala; quienes fueron asesinados el lunes 28 de junio en la región Triqui del estado de Oaxaca.

El INPI lamentó que existan este tipo de agresiones contra de la integridad física y la vida de las personas.

“Sobre todo cuando se trata de crímenes entre hermanas y hermanos indígenas que comparten una misma cultura, historia y vida colectiva”, dice el comunicado oficial.

Además, hizo un llamado para que las autoridades correspondientes inicien las investigaciones para esclarecer y castigar a los responsables del doble homicidio.

Por otro lado, hizo un llamado a las autoridades y a todas las partes involucradas, “para resolver cualquier diferencia o conflicto por la vía del diálogo”.

Y así, terminar con décadas de violencia y agresiones entre comunidades indígenas de la zona.

Consideró necesaria la instalación inmediata de una mesa de negociación plural e interinstitucional que facilite, en un mediano plazo, lograr una paz verdadera.

Para la comunidad triqui de San Juan Copala, que se ha visto agraviada por violaciones a derechos humanos y hechos violentos en los últimos años. DJ

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir