Foto: Cuartoscuro

Compartir

Juan Carlos Rodríguez

La mitad de los adultos en México padece síndrome metabólico, un cuadro clínico que es considerado como la antesala de males crónico-degenerativos más complejos como la diabetes, derrames cerebrales e infartos.

De acuerdo con un estudio publicado esta semana por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, máxima autoridad de salud en Estados Unidos), 49.8% de los adultos mexicanos tiene ese cuadro, lo que representa el doble del promedio mundial, que es de 25 por ciento.

“El síndrome metabólico es el resultado de patrones alimentarios y de sueño poco saludables, comportamientos sedentarios e inactividad física”, explica el estudio.

En la investigación estuvieron involucrados expertos de la Federación Internacional de Diabetes, la Asociación Americana del Corazón, la Federación Mundial del Corazón, la Sociedad Internacional de Aterosclerosis y la Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad.

Revisada por pares, la investigación señala que el síndrome metabólico se diagnostica cuando se reúnen al menos tres factores de riesgo, que incluyen obesidad abdominal, elevados niveles de colesterol y triglicéridos, presión arterial alta y niveles elevados de glucosa en sangre en ayunas.

Uno de los objetivos del estudio titulado Conductas sedentarias basadas en pantallas y su asociación con componentes del síndrome metabólico entre adultos en México, fue indagar si había una correlación entre la enfermedad y el tiempo que se destina a ver televisión, usar la computadora, utilizar videojuegos o emplear dispositivos como celular o tableta.

La conclusión de la investigación fue la siguiente: “El comportamiento sedentario basado en el tiempo frente a la pantalla está asociado con el síndrome metabólico y sus componentes entre los mexicanos, dependiendo de las horas de sueño. Las políticas de salud pública actuales deben considerar estrategias para reducir el problema”.

Las personas muy sedentarias y las personas con un alto nivel de tiempo frente a una pantalla tienen más probabilidades de tener síndrome metabólico, alerta el estudio.

“Una posible explicación de la interacción entre el SBST (tiempo sedentario basado en pantallas) y el tiempo de sueño es que más horas de sueño y tiempo frente a la pantalla pueden estar reemplazando el tiempo de las que se pueden usar en actividades físicas moderadas o vigorosas que se han relacionado negativamente con el síndrome metabólico”, añade.

El estudio del CDC fue realizado con datos y encuestas previos a la pandemia de Covid-19, por lo que es previsible que la afectación del síndrome metabólico sea mayor, ya que el confinamiento redujo la actividad física, elevó el sedentarismo y orilló a la utilización de pantallas por tiempos más prolongados.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir