Compartir

Elizabeth Velázquez losintangibles.com

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, reconoció durante la entrega del Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación a la Cámara de Diputados que este documento, al igual que otras actividades en México tenía que adaptarse a la crisis sanitaria provocada por el nuevo coronavirus. 

Herrera Gutiérrez mencionó que la severa crisis económica que atraviesa el país es consecuencia de una decisión consciente y responsable de los gobiernos globales para mantener medidas de confinamiento estricto que afectaron directamente las finanzas al contraer las actividades y provocar la perdida de empleos.

El funcionario indicó que en un contexto como el actual, la política financiera debe obedecer a las pautas, recomendaciones y directrices del sector de salud, e incluso caminar a su ritmo y fortalecer esta área. 

Hasta que la pandemia tenga una solución definitiva que podría llegar, idealmente, de la mano de una vacuna el próximo año, la economía del país operará bajo condiciones extraordinarias, que incluyen un marco base en materia de endeudamiento, ingreso y gastos destinados a fortalecer el sistema de salud nacional, pero también para impulsar programas sociales.

De hecho, dentro de las 12 acciones del gasto público programable para el siguiente año, el sector salud es el que recibió el mayor incremento en presupuesto al sumar un total de un millón 661 mil 639 millones de pesos a través de los dos rubros que corresponden a esta área, aunque, el 85% por ciento de esa cifra corresponde a seguridad social y sanidad de derechohabientes.

Por otro lado, la acción gubernamental de “Salud para todos” tuvo un menor incremento al sumar sólo 22 mil 502 millones de pesos más al presupuesto que le fue otorgado el año pasado para alcanzar un total de 248 mil 991 millones de pesos.

La acción de “Salud para todos” incluye el gasto de la Secretaría de Salud para el fortalecimiento y expansión del sistema único de atención, así como el desarrollo del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y el programa de medicinas gratuitas para personas sin seguridad social.

En cuanto a la contratación y capacitación de profesionales de la salud requerido para acortar el déficit que existe en el país, se destinará el 5.4% del total del gasto programable dentro de la acción de “Salud para todos”, lo que representa un gasto de 13 mil 67 millones de pesos para el siguiente año.

Compartir