Foto: AFP

Compartir

AFP

SILVERSTONE, Australia. El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) ganó ‘in extremis’ el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, este domingo, donde sufrió un pinchazo en la parte final, pese a lo cual pudo cruzar la meta justo delante del holandés Max Verstappen (Red Bull).

Hamilton, que amplía a siete su récord de victorias en el Gran Premio de su país, da un nuevo paso hacia un séptimo título mundial, aumentando su ventaja en la general. Llegó a este Gran Premio con cinco puntos sobre el segundo, su compañero finlandés Valtteri Bottas, que pinchó también en la parte final de la carrera en Silverstone y no pudo sumar puntos en esta ocasión, al acabar apenas undécimo.

Compartir