FOTO: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

Los movimientos estudiantiles que se multiplican en Estados Unidos para alzar la voz en contra de las armas, generaron esta semana mucha mediatización, entre prestigiosos apoyos y acusaciones por ser «marionetas políticas».

En un Tweet, el ex presidente estadounidense Barack Obama confió todo su apoyo a los jóvenes, este jueves.

«Los jóvenes han liderado todos nuestros mejores movimientos. Es inspirador verlo otra vez con estudiantes inteligentes y sin miedo, luchando por sus derechos a la seguridad; marchando y organizando cambios para que el mundo sea como lo debería. Les esperamos. Y les respaldamos.», tuiteó Obama este jueves.

Esta declaración hace hincapié en la reacción de su mujer Michelle, en la víspera. Ella afirmó, también por twitter, que estaba «»Estoy impresionada con los extraordinarios estudiantes de Florida. Como todos los movimientos de nuestra historia que buscan el progreso, la reforma de armas requerirá coraje y una resistencia inquebrantable. Pero @barackobama y yo creemos en ustedes, estamos orgullosos y los seguiremos en cada paso del camino».

NRA califica manifestantes de «enemigos de la libertad»

«Odian la NRA. Odian la Segunda Enmienda. Odian la libertad individual», afirmó Wayne LaPierre, jefe de la Asociación Nacional del Rifle. En su primera salida mediática desde los eventos del 14 de febrero pasado, denunció una instrumentalización de la tragedia por oponentes de Trump con ámbito político.

«Para ellos no es un tema de seguridad, es un tema político», dijo durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC).

Este tema de utilización política es muy relevante en Estados Unidos: los líderes del movimiento estudiantil David Hogg, periodista en potencia, y Emma González, que pronunció el sábado un vibrante discurso ante las cámaras contra los políticos estadounidenses, incluido el presidente Trump, son los principales blancos de la extrema derecha.

Les acusó de ser «utilizados como herramientas políticas por la extrema izquierda para avanzar su retórica anticonservadora y su agenda antiarmas». (Con información de AFP)  FR

Compartir