Compartir

Elizabeth Hernández

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), insistió en no subestimar los riesgos de Ómicron al catalogarla como un padecimiento leve, y detalló que “a pesar de causar una enfermedad menos grave que Delta, sigue siendo un virus peligroso”.

El funcionario destacó que las defunciones por Covid-19 a nivel mundial se mantienen en un promedio de 50 mil registros semanales, una cifra que consideró “inaceptable” y recalcó que “aprender a vivir con este virus no significa que debamos aceptar esta cantidad de muertes”.

Por su parte, Catherine Smallwood, directora de emergencias de la OMS para Europa, dijo que el nuevo coronavirus no se puede tratar como una enfermedad endémica, por lo que era “demasiado pronto para tratar Covid-19 como si fuera una gripe”, especialmente porque esta idea puede disminuir el riesgo real de este patógeno.

Lograr que el nuevo coronavirus se convierte en una enfermedad endémica podría requerir otro tipo de vacunas que sean efectivas contra Ómicron y otras variantes; de hecho, el grupo técnico de la OMS admitió que es posible que se requiera actualizar estas primeras fórmulas para que tengan un mayor impacto.

El grupo técnico asesor de la OMS también adelantó que “es poco probable que una estrategia de vacunación basada en dosis de refuerzo repetidas de las fórmulas originales pueda ser sostenible para el mundo”. 

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir