La PAOT expresó que la obra no registró irregularidades, salvo en os trabajos de su construcción donde excedieron los límites máximos de ruido establecidos por la normatividad ambiental. Foto: Cuartoscuro

Compartir

Oscar Santillán

Aunque para los vecinos de Jardines del Pedregal el Centro Comercial Artz, construido por Sordo Madaleno, era un riesgo y en 2016 presentó un derrumbe, para la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) la obra no registró irregularidades, salvo en una cosa, los trabajos de su construcción excedieron los límites máximos de ruido establecidos por la normatividad ambiental.

“Con fecha 26 de junio de 2017, esta Subprocuraduría emitió dictamen en materia de ruido, en el que se obtuvo como resultado que los trabajos de obra objeto de denuncia, producen un nivel sonoro de 85.58 dB (A) lo que excede el límite máximo de 60 dB A en el punto de denuncia para el horario de las 20:00 a las 6:00 horas”, consta en el expediente PAOT-2017-1685-SOT-707 que ejecentral revisó.

Hasta ahí la irregularidad. Pues de acuerdo con la investigación de la PAOT el proceso de construcción contaba con los permisos correspondientes, lo que no lo excluyó de presentar inconvenientes. Y es que el 26 de noviembre de 2016 se suspendieron los trabajos por un derrumbe en la obra que dejó expuesta la tubería de agua, los ductos de fibra óptica y por la falta de medidas de emergencia.

No obstante, la PAOT detalla en su indagatoria que el 13 de enero de 2017 la Secretaría de Protección Civil capitalina ordenó la reapertura de los trabajos, dado que Sordo Madaleno llevó a cabo las labores de mitigación que aconsejó el Instituto de Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México.

Posteriormente el 1 de marzo de 2017 personal de la Procuraduría Ambiental constató, según se asienta en el expediente consultado por ejecentral, que las medidas de mitigación consistieron en la colocación de anclajes y concreto alzado y la construcción de un muro de contención que fue rellenado entre el muro de contención y el terreno natural.

La PAOT además señaló que Artz Pedregal contaba con la autorización para que se desarrollara una plaza comercial, oficinas y servicios, en 14 niveles de altura, como lo estipula el Programa Delegacional de Desarrollo Urbano en Álvaro Obregón, es decir, no violaba el uso de suelo.

En entrevista con ejecentral, Andrés Alonso, del comité vecinal Jardines Pedregal señaló que desde hace un año y medio denunciaron que la plaza comercial fue construida sobre una margen del río Magdalena, por lo que el suelo donde se edificó el proyecto de la constructora Sordo Madaleno es fangoso, no obstante, acusó, no les hicieron caso.

El estar presuntamente en regla, no pudo evitar que ayer se registrara el desplome de un volado en la entrada principal del Centro Comercial Artz Pedregal.

El derribo de árboles

Para el derribo al interior del predio de mil 218 árboles, el retiro de 129 y el trasplante de 140 la PAOT certificó que contaban con la autorización de la SEDEMA, así como para el derribo de otros 178 árboles al exterior del predio, acción que los vecinos de Jardines de Pedregal acusaron como un crimen ambiental.

Como medida compensatoria Sordo Madaleno debió, sin que exista constancia de ello en el expediente, entregar 24 mil 512 árboles, 10 mil arbustos, 5 mil 500 herbáceos, 10 mil plantas de interior y mil 200 m3 de sustrato al Vivero Nezahualcóyotl que administra la Secretaría de Medio Ambiente.

Compartir