Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Las autoridades de la capital de Puebla iniciaron un proceso de rescisión de contrato y penas convencionales, contra la empresa Full Hen SA de CV, la cual pretendió entregar ventiladores usados en un contrato por 15 millones de pesos.

De acuerdo con el contrato, la compañía tendrá que entregar 12 ventiladores especializados que serían donados al Gobierno del estado, pero se descubrió que no eran nuevos.

La situación ocasionó un nuevo encontronazo entre el gobernador Miguel Barboza y la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco.

“Es muy vergonzoso que un acto de buena voluntad se haya politizado y no se puede pasar por alto”, señaló la morenista que gobierno la capital poblana.

Rivera Vivanco dijo que el pasado 13 de abril su administración puso a disposición del gobierno estatal 15 millones de pesos de donación para atender la emergencia por la Covid-19, pero las autoridades estatales solicitaron que el apoyo fuera en especie.

De esta manera, en coordinación con la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Salud del gobierno estatal, revisaron especificaciones técnicas, posibles proveedores y montos de los ventiladores que se adquirían.

Pero al momento de la entrega se detectó que los ventiladores no cumplían con los requisitos; de ahí que se inició un procedimiento de rescisión de contrato y posibles penas convencionales. Con información de El Universal. MAAZ

Compartir