Compartir

Nadia Rodríguez

La defensa y los fiscales del caso contra Iván Reyes Arzate, exjefe de investigaciones especiales de la Policía Federal solicitaron a la Corte del Distrito Este de Nueva York aplazar la siguiente audiencia 60 días, debido a que continúan en negociaciones para que el exfuncionario se declare culpable.

“Durante los últimos dos meses, las partes se han comprometido de forma productiva en las negociaciones y se han logrado algunos progresos en llegar a un acuerdo”, dice la misiva enviada al juez Brian Cogan. 

Desde abril pasado el fiscal Michael Robotti expuso que “proporcionó al abogado defensor un acuerdo de declaración de culpabilidad”, que sigue en negociaciones. El interés de los fiscales es conseguir que proporcione toda la información sobre grupos criminales, funcionarios y exfuncionarios mexicanos, incluido el exsecretario Genaro García Luna, quien permanece detenido en Estados Unidos.

Reyes Arzate se entregó a las autoridades norteamericanas en 2017. Se declaró culpable y fue condenado a tres años de prisión. Al culminar su condena se le acusó de tres cargos más por distribución de drogas, de los que se declaró “no culpable”.

En noviembre del año pasado, por la sensibilidad de la información que contiene su expediente, el juez Cogan ordenó a los abogados no difundir nada de su contenido.

DATO: El 24 de enero de 2020 se declaró no culpable, pero los fiscales estadounidenses buscan, desde entonces, que testifique contra el que fuera su jefe, Genaro García Luna.

Compartir