Enrique Del Val

La semana pasada, en ejecentral se publicó una nota sobre un documento divulgado por la ONG, Oxfam, dirigido a los participantes en la reunión de la plutocracia en Davos, Suiza, titulado en español Desigualdad S.A., con el subtítulo El poder empresarial y la fractura global: la urgencia de una acción pública transformadora.

El documento resulta impactante debido a los datos presentados y que evidencian la característica depredadora del sistema económico, a pesar de todos los esfuerzos por presentarlo como beneficioso para la humanidad en general. 

Merece la pena destacar algunos de los hallazgos fundamentales que justifican, cada vez más, la necesidad de intervención por parte de los gobiernos centrales para frenar este inminente colapso relacionado con la sobreexplotación de los trabajadores y los daños causados por el cambio climático.

Por ejemplo, el asombroso crecimiento de la riqueza extrema desde 2020 ha sido de 34% entre los mil millonarios, lo que equivale a un aumento de 3.3 billones de dólares. Según el documento, esas fortunas crecen a un ritmo tres veces mayor que la tasa de inflación. 

Si nos enfocamos en los cinco hombres más ricos del mundo, su riqueza se ha duplicado en el mismo período, mientras que el patrimonio acumulado de cinco mil millones de personas ha disminuido.

El documento destaca el caso de Jeff Bezos, cuya fortuna ha crecido en 32 mil 700 millones de dólares durante tres años, alcanzando 167 mil 400 millones de dólares, lo que le ha permitido realizar viajes espaciales que le costaron cinco mil 500 millones de dólares. En un acto de descaro, agradeció a los trabajadores de Amazon por hacer su viaje posible, a pesar de seguir obstaculizando su sindicalización dentro de la empresa.

Uno de los aspectos más relevantes del documento es la demostración del creciente poder empresarial y su concentración con ejemplos concretos, como la reducción de 60 empresas farmacéuticas a 10 entre 1995 y 2015, formando lo que se conoce como Big Pharma

Hace 25 años, 10 empresas controlaban el 40% del mercado de semillas; hoy, solo lo hacen dos. Además, cuatro empresas controlan 62% del mercado de pesticidas. El gasto mundial en publicidad en línea se concentra en tres empresas: Meta, Alphabet y Amazon, que reciben tres cuartas partes del mismo gasto. 

Y así podríamos seguir hablando de rama tras rama del comercio y la industria, ya que en todas se ha dado la concentración en unas cuántas empresas y la desaparición de muchas otras.

El documento propone tres medidas para controlar el inmenso poder empresarial a nivel mundial. La primera aboga por la necesidad de Estados fuertes y eficaces en todos los países, que puedan corregir las deficiencias del mercado y cerrar la puerta a los monopolios privados, especialmente en bienes fundamentales para la vida humana, como alimentos y medicinas.

La segunda se refiere a la necesidad de regular el sector privado, tomando como referencia la legislación antimonopolio de Estados Unidos y Europa, y otorgando más poder a los trabajadores para defender sus derechos y lograr salarios justos.

Y la tercera, parece un ideal difícil de alcanzar, ya que propone reinventar el sector empresarial para crear una nueva generación de empresas y empresarios que limiten los intereses de sus accionistas. 

Además, sugiere apoyar financieramente a empresas que practiquen el comercio justo y sancionar a aquellas que evadan impuestos o paguen salarios inferiores al mínimo digno.

Lo destacado del documento es su llamado a los gobiernos para que consideren hacia dónde se dirige la economía mundial, que claramente no beneficia a los menos afortunados, sino que favorece a aquellos que ya poseen más.

En palabras del actor Brian Cox de la serie Succession: “Los billonarios están protegiendo su extrema riqueza para acumular poder político y simultáneamente debilitar la democracia y la economía global”. 

TE PUEDE INTERESAR:

¿Hasta cuándo?

Cada quien sus datos

Riqueza, poder e influencia

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir