Cuenta pendiente. Javier Duarte fue acusado por la Procuraduría General de la República (PGR) por lavado de dinero y asociación delictuosa. Foto: Especial

Compartir

Jair Avalos | Corresponsal

Javier Duarte se declaró por primera vez culpable: “En base a los principios de lealtad y legalidad que me rigen, acepto mi responsabilidad”. La negociación entre su defensa y la Procuraduría General de la República (PGR) permitió iniciar un juicio abreviado, y debió reconocer que posee departamentos en la Ciudad de México y en Boca del Río, Veracruz; así como y lotes en Cancún, que le serán decomisados.

Por no acreditarse la propiedad, se devolverán al gobierno veracruzano 21 parcelas en Campeche, entre otros bienes. La PGR pidió se le condene a nueve años de prisión y 990 días de multa. Lo que se le dictó de sentencia.

Los abogados, al conocer las pruebas ofrecidas por la PGR prefirieron no hacer “un circo” de las comparecencias y el 17 de septiembre pidieron al juez Marco Antonio Fuerte Tapia acortar el proceso, por lo que sólo se desahogarían 47 de 110 probanzas ofrecidas por el Ministerio Público.

Las más importantes confirman que Javier Duarte ordenó el desvío de recursos y el movimiento de recursos a empresas fantasma. Y su esposa Karime Macías era quien decidía a qué empresas y qué contratos se asignaban con recursos del gobierno estatal.

Duarte acudió este miércoles a la diligencia vestido con el uniforme color beige, la barba espesa de unos 15 centímetros, totalmente rapado, y con unos 30 kilos menos. Todo el tiempo estuvo tranquilo, escuchando las pruebas, y cada vez que se oía el nombre de alguno de sus excolaboradores simplemente agachaba la cabeza.

La diligencia comenzó con retraso y concluyó igual. Se le fijó la pena de a nueve años de prisión y 990 días de multa. Aunque se le reducirá el tiempo en un año 5 meses y 11 días, al tomarse en cuenta el tiempo de reclusión desde su detención en Guatemala e inició su proceso de extradición.

Los delitos fueron encontrados formales, es decir, que no afectaron a terceras personas y por ello no habrá reparación del daño. Sin embargo, si habrá retención de los que ya fueron incautados por la PGR. Se trata de 21 parcelas en Campeche y 20 edificios entre casas, lotes y departamentos.

Una de las declaraciones más importantes fue la de Tarek Abdalá, exdiputado federal, exoperador financiero de Duarte y persona de “confianza” de su esposa, Karime Macías, quien reconoció que durante su gestión se abrían y cerraban cuentas bancarias dependiendo el número de programas federales, y quien le ordenaba hacerlo era el entonces gobernador veracruzano, a través de su teléfono Blackberry o el teléfono rojo.

También recibió órdenes directas de Duarte para que le comprara a Xóchitl Tress, exdirectora de espacios educativos de la Secretaría de Educación de Veracruz y su amante, una camioneta de lujo, una casa y dos terrenos en uno de los más lujosos fraccionamientos, el de Costa de Oro, en Boca del Río.

Abdalá aseguró que su jefe se ostentaba como dueño del rancho El Faunito, de dos departamentos en Ixtapa Zihuatanejo, una casa en Campos Elíseos en la Ciudad de México, dos departamentos en Torre Pelícano y una casa en Tlacotalpan.

Xóchitl Tress confirmó lo dicho por el operador financiero y añadió que la casa costó 2 millones 250 mil pesos, dinero que salió de la Tesorería del estado, y los terrenos más de un millón de pesos. Además le regaló una camioneta Land Rover 2014 color gris verdoso, y le entregó 300 mil pesos para sus gastos entre julio y agosto de 2014.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir