Oscar Moha

El Partido Encuentro Solidario (PES) que encabeza Hugo Eric Flores Cervantes, candidatea y tienen en sus filas a personalidades de un perfil que poco encuadra con los principios “a favor de la vida y la familia” que pregonan en sus estatutos. Con esa política, la dirigencia traiciona a sus bases, principalmente a los que profesan el cristianismo y respaldan la agenda moralista que el partido simula. 

Desde su inicio, pastores, líderes y congregantes evangélicos fueron persuadidos por Hugo Eric para que respaldaran económica y moralmente la construcción de un trampolín político desde donde se catapultaría a “candidatos con valores y alta moral” para ocupar cargos en el gobierno y promover leyes para dignificar al ser humano. Pero al parecer los requisitos que deben llenar los aspirantes son contrarios a la ética cristiana.

Ahí está por ejemplo su más reciente adquisición: el candidato a Gobernador en Baja California, Carlos Hank Rhon, de conocidísima reputación. El 26 de enero pasado lo hicieron abanderado a la gubernatura. En broma, o como parte de su ideología, Hank ha considerado desde 2006 que su animal favorito “es la mujer”. Cuenta la leyenda que Hank tiene 23 hijos con distintas mujeres. Quizá por ello Hugo Eric cree que el término “familia” lo tiene en alta estima el hoy abanderado pesista.  

Después de haberse registrado oficialmente al gobierno estatal, Hank comentó que a las mujeres “se les ha bajado un poquito la inteligencia, (porque) antes eran más abusadas, y agarraban al que las mantenía…”. El dirigente de Encuentro Solidario sabe lo que representa -en términos de prosperidad financiera para un partido- tener de su lado al dueño de la cadena “Caliente”, que maneja 40 casinos en el país. Por cierto, estas empresas de apuestas no cuentan con la simpatía de organismos ProVida, alianzas de Padres de Familia ni de Ministros de Culto de varias Iglesias. 

Cuauhtémoc Blanco Bravo es otro ejemplo. El actual gobernador de Morelos ha reconocido que cuenta con un historial violento para con sus parejas sentimentales. En 1998, antes de incursionar en la política, el futbolista fue denunciado por su ex esposa a quien amenazó de muerte.  

Aunque legalmente el PES no puede apoyar a Félix Salgado Macedonio en su candidatura para el gobierno de Guerrero, sus votos están comprometidos con el ex alcalde de Acapulco. Al menos ese fue el acuerdo desde que Saúl López Sollano, senador suplente de Macedonio en Morena, solicitó licencia en junio pasado, pero en un acuerdo poco claro -pero redituable- se fue a las filas del PES. Ahora, Encuentro Solidario tiene en Salgado Macedonio a un “candidato autorizado”, que por cierto también está acusado de violencia sexual contra mujeres, además de otras vinculaciones -non gratas- con narcos, que le endosan analistas nacionales y extranjeros.  

No se puede dejar a un lado en esta inmaculada lista al diputado local en Morelos, Marcos Zapotitla Becerro, quien está esperando el dictamen de la Comisión de Gobernación para ser desaforado y enfrentar s-in fuero- una denuncia de abuso sexual en su contra. Finísimas personas.  

Si la estrategia del PES es robustecerse con dineros de candidatos que tienen características poco convencionales, van por buen camino; al menos hasta que sobreviva como partido político y pueda hacer alianzas mayores… que le sean más lucrativas.  

Palabra de Honor: En noviembre del año pasado, un equipo de mujeres expertas en Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) instaron al gobierno del Presidente López Obrador a “proteger a las mujeres y no agredirlas”, luego de que varias jóvenes y algunas periodistas resultaron heridas durante manifestaciones en la CDMX y Quintana Roo. En la mañanera del 23 de febrero, el Jefe del Ejecutivo dijo que la ONU parece “floreo” por permitir el acaparamiento de vacunas contra COVID-19 y no hacer nada al respecto. Uno a uno marcador. 

Compartir