Javier Valdez FOTO: Héctor Guerrero / AFP

Compartir

AFP

CULIACÁN, México. Dos años después del asesinato del periodista mexicano Javier Valdez, que se cumplen este miércoles, hay dos personas presas acusadas de disparar contra él aunque aún no se sabe quién ordenó el crimen.

La fiscalía especializada en delitos contra la libertad de expresión sostiene que las personas encarceladas son los responsables, pero no se compromete a decir quién ordenó la ejecución.

«Hasta que no se haga una acusación formal, no podemos descartar opciones», dijo a la AFP el titular de la fiscalía, Ricardo Sánchez. 

«Hasta que no estemos 100% seguros de hacer una acusación formal, tenemos que tener las posibilidad de que haya hipótesis distintas, eso es parte de una investigación», agregó. 

Valdez, colaborador de la AFP y cofundador del semanario de Ríodoce de Sinaloa -un estado del noroeste bastión de grandes narcotraficantes- fue asesinado a balazos a plena luz del día el 15 de mayo de 2017 en Culiacán, capital estatal.

Su asesinato fue uno de los casos más emblemáticos de agresiones contra la prensa en México en el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Los hombres que permanecen presos fueron detenidos luego de que una persona los inculpara al asegurar que escuchó una conversación en la que hablaban sobre el asesinato y el pago: un arma con la imagen de Dámaso López Núñez y su hijo Dámaso López Serrano, dos capos cercanos a Joaquín «Chapo» Guzmán actualmente presos en Estados Unidos. 

Según la fiscalía, el crimen ocurrió porque Valdez hizo publicaciones sobre temas relacionados con el narcotráfico, descartando la línea de que fuera una orden de funcionarios públicos.

Sin embargo, Dámaso López rechazó su responsabilidad en el crimen en una corte de Nueva York e inculpó directamente a los hijos del «Chapo» Guzmán.

Actualmente se espera que un tribunal resuelva una solicitud de amparo de los implicados, y una vez resuelta se podrán conocer en una audiencia las pruebas que tienen las autoridades sobre ellos.

La familia de Valdez pide que se agoten todas las líneas de investigación y que el gobierno de Estados Unidos pueda poner a disposición a Dámaso López Núñez para que amplíe su declaración.

«Necesitamos que se agoten las líneas y que la Fiscalía y el Gobierno federal insista en que Estados Unidos permita que se obtenga esa declaración sobre la posible autoría», dijo Griselda Triana, viuda de Valdez. 

MM

Compartir