Jose Luis Camacho

 

La Cámara de Diputados, como cámara de origen en la definición de ingresos y exclusiva en los egresos, está lista para recibir del secretario ratificado de Hacienda y Crédito Pública, Carlos Urzúa Macías, la propuesta del Poder Ejecutivo Federal de Paquete Económico para el año entrante.

 

Son muchas las expectativas y las dudas que se han generado.

 

Si bien el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha señalado que la propuesta de paquete económico será muy diferente respecto a los que se venían presentando año con año en sexenios anteriores, ya que se realizaron los ajustes suficientes para poder cumplir las promesas de campañas, ha dicho que se mantendrá una economía estable, sin dejar de lado los compromisos financieros del país.

 

Para 2019 se estima que el gobierno federal contará con un presupuesto de 5.5 billones de pesos, 3.77% más que el año anterior, lo que se traduce en 200,000 millones de pesos. La reducción de ciertos programas sociales que no funcionaron del todo y también la reducción de salarios de altos servidores públicos, así como la disminución de la corrupción y el ahorro del 30% en los gastos corrientes del gobierno federal, serán piezas fundamentales para la optimización de los recursos financieros.

 

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, ha señalado que se enfocarán en lograr la meta de superávit primario y de cuadrar tanto ingresos como egresos, logrando anclarse al superávit primario del 1% del PIB, que permitirá lograr un mejor balance económico.

 

El subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, declaró que la realización de la estrategia económica para el próximo año se basó en datos macroeconómicos razonables, con variables que les han permitido hacer un balance adecuado en las finanzas públicas y destinar los recursos necesarios a todos los programas y proyectos del nuevo gobierno.

 

Sobre el precio del petróleo, Herrera señala que se contratará la cobertura petrolera para 2019 para dar la certeza a las finanzas públicas, estableciendo la estimación de entre 55 y 58 dólares por barril, con base en los precios de los recientes meses.

 

Considerar la inflación es un tema importante porque tiene un impacto directo en las finanzas y economía familiar, por lo que se estima que fluctúe entre 3.3% y 3.5% para el 2019, con un crecimiento de la economía mexicana de 2% del PIB, aunque se espera que en el transcurso del siguiente año con la implantación del programa de desarrollo aumente a 4%.

 

Uno de los cuestionamientos más importantes que se ha hecho la gente y los mercados financiero es ¿de dónde saldrá todo ese dinero para atender todos los programas sociales que se prometió durante la campaña? Si bien Herrera señala que actualmente de los 150 programas sociales 58 presentan duplicaciones, por lo que algunos serán compactados y otros van a desaparecer, lo que implicará un ahorro de 619 mil millones de pesos.

 

La evaluación de los programas sociales se tiene planteada se realice con apoyo del Consejo Nacional de Evaluación de Política de Desarrollo Social (CONEVAL), para permitir que sean más efectivos y que lleguen al mayor número de población que realmente los necesita. Este ahorro permitirá implementar al mismo tiempo los nuevos programas propuestos durante la campaña del Presidente López Obrador.

 

El precio del dólar, otra variante importante para la planeación del paquete económico, se estima que no seguirá subiendo y que se mantendrá en los 20 pesos por dólar, ya que en el último sexenio el peso se depreció 58%, contando que en 2012 mantenía un tipo de cambio de 12.94 pesos y hasta el 30 de noviembre terminó en 20 pesos con 45 centavos por dólar. Aunque la depreciación se debe a diversos factores, la principal fue la caída de los precios internacionales del petróleo en 2014.

 

Es por ello que cuidar el tipo de cambio con el dólar es de suma importancia, por ello se estimó un tipo de cambio por arriba de la estima de la encuesta de Citibanamex, que en promedio lo señalaba en 19.53 pesos por dólar. Esperando que fluya favorablemente en los próximos días las variables como el índice de la Bolsa, las tasas de interés o la cotización del peso.

 

En el discurso de toma de posesión del Presidente Andrés Manuel López Obrador, se habló de la confianza que deben de tener los inversionistas y su compromiso de mantener los equilibrios macroeconómicos. Pero también está clara la meta de cumplir las promesas realizadas y poner en marcha los 10 programas prioritarios como el Tren Maya, la construcción de la Nueva Refinería, los programas sociales y entre otros, los cuales se estima una inversión de casi 400 mil  millones de pesos.

 

Será un fin de año complicado no sólo por el cambio de gobierno, sino por la situación en la que se recibe al país y la influencia del contexto internacional, como lo es la guerra comercial entre Estado Unidos y China, la aprobación y ratificación del T-MEC, la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, el Brexit en Europa y los precios internacionales del petróleo. Pero ante ello, el nuevo gobierno tomará medidas responsables y de confianza al interior y exterior del país, buscando con ello fortalecer el mercado interno e incentivar al sector productivo nacional.

 

@jlcamachov

Compartir