Compartir

Redacción ejecentral

 
Ricardo Anaya, próximo presidente de Acción Nacional, aseguró que fracasaron las reformas fiscal, educativa, energética del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto por su inadecuada aplicación, aunque aclaró que “son buenas reformas en malas manos”.

El ganador de la contienda interna por la dirigencia del partido añadió que “este gobierno le ha fallado a la gente”, por lo que trazó el rumbo de su presidencia partidista; “queremos ir primero con un proceso de renovación y regeneración; y segundo, ser una oposición muy crítica frente a este gobierno. Tengo muy claro en dónde nos tenemos que colocar: del lado de los ciudadanos, de la inmensa mayoría que está inconforme con los resultados de esta administración, y por eso vamos a ser una oposición muy crítica”.

En entrevista con Raymundo Riva Palacio, director de EJE CENTRAL, por Efekto Tv y Radio Capital, expresó que el mejor ejemplo de la mala aplicación de las reformas es la “educativa, es una gran reforma; bien planteada para evaluar a los maestros, para mejorar la calidad. El problema es que el gobierno ha sido francamente incapaz de ejecutarla”.

Dice que “México no va por el camino correcto” ya que con “el regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al gobierno vino primero la Reforma Fiscal; es decir, la propuesta de aumentar los impuestos, lo que explica en buena medida por qué la economía se encuentra estancada, por qué la economía no crece; el peso se sigue devaluando frente al dólar, mientras que en materia de seguridad, han aumentado los delitos de secuestro, extorsión, robo a casa habitación; en materia de combate a la pobreza, con los datos recientemente dados a conocer por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), se da cuenta que con este gobierno aumentó la pobreza, aumentó la desigualdad”.

Sobre la energética señaló que “la Primera Ronda de Licitaciones fue un auténtico fracaso, otra vez. Es una buena reforma en malas manos. La realidad es que el gobierno le ha fallado a la gente. En el caso concreto de la Reforma Fiscal es una reforma que nosotros no apoyamos, a la que nos opusimos, adelantamos que iba a ser de consecuencias nocivas para los ciudadanos y lamentablemente el tiempo nos dio la razón: la economía está francamente estancada y se ha lastimado la economía de las familias mexicanas. Por eso digo que vamos a ser una oposición muy crítica y seguiremos siendo, en la mejor tradición del PAN, una oposición sensata; es decir, la que sí dialoga, la que sí escucha, la que sigue construyendo acuerdos en beneficio del país”.

-Dices que fracaso la Ronda Uno: ¿Por qué?
-En el diagnóstico que hemos revisado, en las bases de licitación de la Ronda Uno se establecieron una serie de requisitos que estaban fuera de la práctica internacional y provocaron que la mayor parte de lo que se estaba licitando declarara desierto; en el caso de la Reforma Educativa lo que ha faltado es talante y firmeza por parte del gobierno. No puede ser que un grupo de maestros definan si se evalúan o no, o peor aún, que exijan ellos mismos decidan evaluarse. El gobierno debe asumir su responsabilidad porque el Legislativo crea las leyes pero el Ejecutivo, como su nombre lo dice, las ejecuta y si las leyes no se ejecutan adecuadamente pues no producen los grupos benéficos para el país. De tal manera que por eso decimos que son buenas reformas en malas manos.

Compartir