Compartir

Redacción ejecentral

Existen en el mercado miles de tratamientos para eliminar este problema, pero antes de elegir debes saber qué tipo de celulitis tienes.

La famosa piel de naranja se crea en los adipocitos, unas células que consumen azúcar y grasas capaces no solo de crecer, sino también de multiplicarse.

Según médicos especialistas, hay tres tipos de celulitis, identifica cuál tienes y te diremos qué tratamiento te funciona:

Adiposa

Generada por un exceso de peso. La piel es blanda cuando la tocas y no duele cuando la pellizcas. Por lo general, se localiza sobre el abdomen, las caderas, los glúteos, así como en las famosas chaparreras.

Para terminar con este tipo de celulitis, te recomendamos llevar una alimentación baja en grasas, hacer ejercicio o recurrir a una sesión de masajes anticelulitis.

Acuosa

Se debe a la mala circulación sanguínea y a la falta de ejercicio, es común entre las personas delgadas. Si presentas este tipo de celulitis, puede que también tengas una sensación de piernas cansadas. Por lo general se ubica en brazos, muslos, pantorrillas o tobillos.

Te sugerimos hacer una rutina de ejercicio, por lo menos cuatro veces a la semana y someterte a masajes anticelulitis.

Fibrosa

Es la más difícil de quitar porque está incrustada. Se genera por una alimentación alta en azúcares y por falta de actividad física. En este caso, la piel es sensible, duele al pellizcarla, se encuentra en los muslos y las pantorrillas.

Para tratar este tipo de celulitis, necesitas hacerte masajes, llevar una alimentación basada en frutas y verduras, tomar mucha agua, así como hacer ejercicio cardiovascular.

Te recomendamos ponerte en contacto con un especialista para que te asesore sobre el tipo de celulitis que tienes, así como el tratamiento para terminar con este problema.

Compartir

error: Contenido protegido.