Compartir

Redacción ejecentral

La bebidas deportivas o isotónicas, son una mezcla de agua, azúcares y minerales, semejantes a la composición de la sangre. Se crearon para favorecer la hidratación y recuperación de energía durante o al finalizar una rutina de ejercicio intenso.

A pesar de que muchos piensan que estas bebidas son saludables y de uso frecuente, debes tomarla solo si:

*Acostumbras hacer ejercicio de alta intensidad con regularidad

*Tu rutina de ejercicio dura más de una hora, toma en cuenta el clima, de eso también depende cuánto necesitas compensar.

*Hiciste más actividad física de lo normal, como correr una carrera, triatlón o algo que te exija más esfuerzo que el acostumbrado.

090bbe2ba42fba592f0101484bde132d

Los beneficios de las bebidas deportivas son múltiples, siempre y cuando sepas tomarlas de manera adecuada. Si no realizas una actividad física con intensidad, te sugerimos mejor hidratarte con agua simple.

Cuando consumas este tipo de bebidas, no las tomes frías y con tragos grandes, esto provoca que se inflame el estómago y que te tardes más en rehidratarte.

Trata de consumirlas a temperatura ambiente un poco antes de comenzar tu rutina de ejercicio, durante y al final. Hazlo con pequeños tragos para dar tiempo a tu organismo de absorber los minerales, mejorar el rendimiento y tu recuperación.

Otra opción para hidratarte es el agua de coco natural y sin azúcares agregadas o con un suero hecho en casa.

Recuerda que todo en exceso es malo, muchos electrolitos pueden causarte calambres o aumento en la presión arterial. Una botella de bebida isotónica puede contener hasta 32 gramos de azúcar, por lo que si quieres perder peso, estás utilizando la estrategia equivocada.

Compartir

error: Contenido protegido.