FOTO: Mark RALSTON / AFP

Compartir

Redacción ejecentral

 El Consulado General de México en El Paso contrató los servicios de un despacho jurídico para iniciar con la demanda penal en contra del hombre que abrió fuego en un Walmart, que dejó 22 muertos, incluyendo 8 mexicanos.

El despacho jurídico del abogado Enrique Moreno promoverá la colaboración con las autoridades estadounidenses en la presentación de un caso penal en contra del responsable del tiroteo y asesorará y representará a las víctimas mexicanas y a sus familiares.

«De esta manera, el Gobierno de México apoyará y brindará sin costo alguno para las víctimas y familiares la asistencia jurídica correspondiente, a través de un abogado de reconocida calidad moral, profesionalismo y capacidad».

Por tal motivo, el Gobierno de México asumiendo su responsabilidad y compromiso de proteger los derechos de la comunidad mexicana en el exterior y siguiendo los términos de los Tratados y Acuerdos Internacionales, así como de las leyes vigentes que aplican dentro del territorio de los Estados Unidos de América, ha contratado los servicios del Despacho Jurídico del prestigiado abogado Enrique Moreno, quien además funge como abogado consultor de este Consulado General», menciona el comunicado.

«El licenciado Enrique Moreno promoverá la colaboración con las autoridades estadounidenses en la presentación de un caso penal en contra del responsable, a quien se le imputa el fatal acontecimiento del 3 de agosto».

Señaló que se han implementado las acciones necesarias para ofrecer a las víctimas y familiares del ataque del pasado 3 de agosto acceso a la justicia y la asesoría legal necesaria, en seguimiento a las instrucciones del Canciller Marcelo Ebrard.

Acuerdan intercambio de información

Los gobiernos de México y Estados Unidos acordaron intercambiar información sobre el atentado del 3 de agosto ocurrido el 3 de agosto en El Paso, informaron la Fiscalía General de la República (FGR) y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Tras una reunión con autoridades estadounidenses en la sede de la FGR, las partes coincidieron en la necesidad de colaborar de manera conjunta sin intervenir en sus jurisdicciones, y hablaron de la importancia de trabajar con las comunidades para prevenir crímenes de odio.

Además autoridades mexicanas externaron a las estadunidenses la preocupación del Gobierno de México por el acto cometido, y dieron a conocer su consternación por el posible vínculo del ejecutor de la masacre con organizaciones supremacistas raciales, por lo que se reiteró la importancia de llevar a cabo una investigación profunda de los hechos y de sus causas.

Se anunció que un representante del Gobierno de México viajará a El Paso este miércoles, para reunirse con los fiscales estatal y federal que investigan el ataque.

El encuentro estuvo encabezado por el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, así como un representante de la cancillería, mientras que por el lado estadunidense acudieron representantes de la Embajada de Estados Unidos en México, así como del Buró Federal de Investigaciones (FBI).(Con información de Reforma y Notimex)EM

ES DE INTERÉS |

Compartir