Foto: Twitter/@Carlabacigalupo

Compartir

Redacción ejecentral

Ministros y altas autoridades del Trabajo y Seguridad social de 21 países iberoamericanos se reunieron hoy en Madrid para debatir sobre el futuro del trabajo, retos y políticas que hacen falta para aprovechar las transformaciones en materia tecnológica, demográfica y medioambiental.

“El mundo laboral se enfrenta a uno de sus cambios más profundos desde el inicio de la Revolución Industrial”, fue una de las conclusiones de la Conferencia de Ministras y Ministros de Trabajo de Iberoamérica, titulada “Construyendo el futuro del trabajo”, de acuerdo con un comunicado de la Secretaría General Iberoamericana.

El encuentro fue inaugurado por el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder; la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan; la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de España, Magdalena Valerio, y la secretaria de Estado de Asuntos Sociales y Ocupación del Principado de Andorra, Ester Fenoll.

Además, participaron ministros y ministras de Trabajo y delegaciones de Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, Mexico, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana y Uruguay.

En la declaración final de la conferencia se afirmó que el futuro del empleo dependerá de las políticas que se adopten en respuesta a las transformaciones que están en marcha y que ayuden a prevenir déficits de empleo y las desigualdades, tanto de ingresos como de género”.

Las conclusiones destacan que, para aprovechar las oportunidades y hacer frente a los nuevos retos en el mundo laboral, es necesario invertir en políticas innovadoras, centradas en el trabajo decente, la creación de empresas sostenibles, la protección social y el diálogo con las organizaciones sindicales y empresariales.

Los representantes iberoamericanos también indicaron que “el empleo decente y los jóvenes son piezas clave del futuro del trabajo”, a la vez que subrayaron la necesidad de “una nueva agenda verdaderamente transformadora de lucha contra la brecha de género, en la que la corresponsabilidad y los cuidados sean parte integral de las políticas públicas”, añadió el comunicado.

Grynspan, integrante de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo de la OIT y participó en un reciente informe del organismo, aseguró: “No podemos absorber una revolución tecnológica del siglo XXI con instituciones laborales del siglo XIX”.

Compartir