Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

Deudos de las 137 víctimas fallecidas por el incendio y explosión de un ducto de Petróleos Mexicanos (PEMEX), en San Primitivo, comunidad de Tlahuelilpan, Hidalgo, aceleraron la construcción de nichos funerarios para recordar a sus muertos a 11 días de cumplirse medio año de la tragedia.

Fue el pasado 18 de enero cuando decenas de personas quedaron atrapadas en medio del fuego, cuando tomaban el combustible, de una toma clandestina, en un canal de riego que atravesaba por un campo de alfalfa.

Tras la explosión, 137 personas fallecieron, 69 en el lugar y 68 en hospitalización, mientras nueve pacientes fueron dadas de alta por mejoría tras permanecer en hospitalización por semanas.

De acuerdo con familiares de víctimas, los nichos se construyen con recursos propios y se ubican sobre el canal de riego donde quedaron atrapadas las víctimas y el cual fue taponado con tierra, por los propios habitantes, el 18 de febrero, un mes después de la desgracia.

El 4 de mayo, los pobladores iniciaron las construcciones, aunque de forma discreta, pues carecían de autorización. Sin embargo, señalaron, el 23 de mayo personal de la Subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, les habrían notificado que contaban con el permiso.

Los pobladores puntualizaron que su intención es que los nichos formen un pasillo en cuyo fondo habrá una capilla en la que puedan orar en recuerdo de sus seres queridos. (Con información de Excélsior) NM

Compartir