Foto: Timothy Clary/AFP

Compartir

AFP

«Una burla a la justicia». Así ha definido este lunes la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) la condena a muerte de cinco sauditas, tras un juicio a puerta cerrada, por el asesinato en 2018 del periodista Jamal Khashoggi.

El juicio no ha respetado «los principios de la justicia reconocidos internacionalmente» y esta condena podría ser el medio para que «los testigos del asesinato callen para siempre», en palabras del secretario general de RSF Christophe Deloire.

En el juicio fueron absueltos los dos principales sospechosos: Saud al Qahtani, consejero del príncipe heredero saudita Mohammed bin Salmán, y el número dos de los servicios de inteligencia, el general Ahmed al Assiri.

«Esperamos que Arabia Saudita va a rectificar y celebrar un juicio de apelación con pruebas. Porque haciendo justicia de esta manera no van a reconstruir su imagen», dijo Deloire.

El veredicto del proceso fue anunciado este lunes con un comunicado del fiscal, quien afirma que se ha condenado a muerte «a cinco personas que participaron directamente en el asesinato».

ES DE INTERÉS |

Compartir