Compartir

Redacción ejecentral

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo una reunión con los padres y madres de los menores lesionados en el incendio de la Guardería ABC de Sonora. En dicho encuentro, el mandatario federal firmó un decreto con el cual se establece otorgar pensión vitalicia a cada uno de los afectados.

Dentro del documento, que consta de ocho páginas, establece que se dará pensión vitalicia a todas las madres de los niños y niñas que fallecieron o resultaron lesionados en el incidente, lo mismo para las maestras y adultos ajenos a la guardería que tuvieron afectaciones por dicho suceso.

Además, se establece pensión vitalicia para los niños y niñas que resultaron lesionados por este incidente, cuya medida aplica cuando los afectados cumplan 18 años de edad. Esto, de conformidad con los dictámenes médicos emitidos por el IMSS.

Igualmente, se considera una beca educativa para los niños y niñas que resultaron lesionados de manera permanente, así como para aquellos que hayan inhalado humo o tóxicos producidos durante el incidente.

También se considera el pago del consumo de energía eléctrica que se genere en el domicilio en el que residan los menores afectaos.

De manera adicional, se establece el pago del diagnóstico para verificar el estado de salud de padres y madres de menores fallecidos, aplicable también para el resto de sus hijos y ascendientes en primer grado.

Al finalizar la reunión padres y madres de los menores lesionados indicaron que el presidente se comprometió a que el titular de la Fiscalía General de la República (FGR) los reciba para revisar el caso.

Los familiares de las víctimas del incendio en la Guardería ABC pidieron celeridad a las autoridades en las investigaciones y en la presentación de pruebas contra otros funcionarios del gobierno estatal.

Además de padres y madres de las víctimas de ese incidente y el presidente López Obrador, estuvieron presentes en ese encuentro el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas; y el director del IMSS, Zoé Robledo.

Compartir