Compartir

Norma Montiel

Con un enfoque dirigido a revertir las políticas antimigratorias aplicadas por Donald Trump en su administración, el virtual ganador de las elecciones a la Presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, plantea un plan migratorio que favorecerá a millones de personas y que, entre otras cosas, realentará la migración centroamericana a ese país.

Durante la campaña electoral, el presidente electo Biden publicó un documento titulado El Plan Biden Para Asegurar Nuestros Valores Como Una Nación De Inmigrantes (The Biden Plan for Securing Our Values as a Nation of Immigrants, en inglés), que detalla su visión sobre el sistema migratorio de los Estados Unidos.

Pero de acuerdo con la Agenda del primer día y prioridades políticas de Biden, se apunta que el gobierno entrante de Estados Unidos terminará con la Emergencia Nacional de la Administración que desvía fondos federales del Departamento de Defensa para construir un muro. Para ello, el virtual Presidente de Estados Unidos propone dirigir los recursos federales a los esfuerzos de control fronterizo inteligentes, como inversión para mejorar la infraestructura de revisión en puertos de entrada, que refuercen la seguridad del territorio estadounidense.

›De esta forma, Biden destinará los recursos federales para implementar un control fronterizo inteligente, así como a las inversiones para mejorar la infraestructura de revisión en los puertos de entrada.

En el plan de la Agenda del primer día, se establece que durante los primeros 100 días de su gobierno, Biden revertirá las políticas que separan a los padres de sus hijos en la frontera sin que se realice un enjuiciamiento a los padres por violaciones menores de inmigración para dar prioridad a la reunificación de las familias separadas.

Otra de las acciones que se proyecta rescatar es la protección al programa de DACA,  instituido en 2012 por el expresidente Barack Obama,  para beneficiar a estudiantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños.

ES DE INTERÉS |

Compartir