Foto: Especial

Compartir

AFP

GUATEMALA. El excomandante guerrillero guatemalteco César Montes fue detenido este sábado en México acusado por la muerte de tres soldados en 2019, un hecho que condujo al gobierno de su país a decretar «estado de sitio» en 22 municipios y a declararlo como el hombre más buscado de Guatemala.

Montes, de 78 años, cuyo nombre de pila es Julio César Macías López, fue detenido en el estado de Guerrero por elementos de la Policía Internacional (Interpol) de México y entregado a las autoridades guatemaltecas, informó el viceministro del Interior del país centroamericano, Gendri Reyes.

El gobierno del entonces presidente Jimmy Morales (2016-2020) decretó estado de sitio el 4 de septiembre de 2019, un día después del incidente que fue presentado por el ejército como una emboscada en el poblado caribeño de Estor, considerado un corredor del narcotráfico y zona de conflictos sociales por la explotación minera.

Montes, fundador de la guerrilla guatemalteca e integrante después de las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR), participó durante 36 años en la guerra civil de su país que finalizó el 29 de diciembre de 1996 con la firma de acuerdos de paz. El conflicto armado dejó 200 mil muertos o desparecidos, según la ONU.

El exguerrillero fue entregado el sábado a la sede de migración del puesto fronterizo terrestre El Carmen, Malacatán San Marcos (suroeste) y trasladado vía aérea a la capital guatemalteca para presentarlo ante un juez competente, afirmó el funcionario.

El otrora guerrillero es acusado de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa, asociación ilícita de gente armada y usurpación agravada.

En una entrevista con la AFP el 12 de setiembre de 2019, Montes, que pasó a la clandestinidad, negó estar involucrado en la emboscada.

«Yo soy al que están buscando vivo o muerto, con una cacería feroz, porque se ha desatado en Guatemala una cacería terrible, como no lo están haciendo contra quienes tienen orden de captura por la corrupción», afirmó.

«Yo estoy dispuesto a demostrar que soy inocente. Primero, que no estaba presente (en la refriega), segundo que nunca di una orden de fuego de nada», aseguró Montes en un lugar que prefirió no identificar.

El exrebelde estimó que el estado de sitio buscó «acallar toda la resistencia a las minas de cielo abierto y el monocultivo (de la palma africana)», tras rechazar la versión del ejército de que es un aliado de los narcotraficantes.

La FAR es una de las cuatro organizaciones que en febrero de 1982 se aglutinaron en la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) y que más de una década después que firmó la paz de su país. NR

ES DE INTERÉS |

Caravana de migrantes hondureños ingresa a Guatemala

Avioneta robada en Cuernavaca se estrella en Guatemala

Guatemala anuncia la apertura de todas sus fronteras

Presidente de Guatemala se contagia de Covid-19

Compartir