Compartir

Redacción ejecentral

El exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, quien es acusado de fraude y lavado de dinero,  fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, Panamá el domingo, mientras que la PGR informó que ya fue solicitada la extradición.

La Interpol impidió que el exfuncionario, quien enfrenta por lo menos tres investigaciones más por posibles delitos cometidos durante su gestión entre 2010 y 2016, abordará un vuelo con destino a París.

En un comunicado la Procuraduría General de la República (PGR)  informó que con base en una Notificación Roja emitida a petición de México por la Secretaría General de Interpol se procedió a la detención el exmandatario, sustentada en una orden de aprehensión librada el 31 de mayo de 2017, por un juzgado de Distrito Especializado del Estado de México.

Precisó que la captura se realizó como resultado del trabajo conjunto entre la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales y de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), con la Procuraduría General de la Nación y de Interpol Panamá, cuyas investigaciones revelaron que Borge se hospedaba en un hotel de la Capital panameña y que abordaría un vuelo con destino a París, este domingo.

A través de un tuit desde su cuenta oficial, a las 00:04 horas la dependencia también reportó:«#PGRInforma Hemos detenido a Roberto Borge con el apoyo de #Panamá e #Interpol, justo antes de que abordará un vuelo a #París

México ya solicitó extradición de Borge 

En entrevista con Carlos Loret de Mola, el subprocurador jurídico y de asuntos internacionales de la PGR, Alberto Elías dijo que por el momento Borge Angulo no ha declarado y que se inició el proceso de extradición, el cual tomará al menos 60 días.

Indicó que al momento de su detención estaba sólo y no opuso resistencia.

Desde semanas atrás, Borge era buscado por las acusaciones en su contra, y se pensaba que se encontraba en Estados Unidos.

Como lo publicó ejecentral, el exgobernador priista forma parte de una red que se integró desde hace 18 años, durante el gobierno de Joaquín Hendricks, y que integran por lo menos 50 personas, entre funcionarios y empresarios, que han vendido de manera irregular propiedad del gobierno a bajo precio, y que son revendidos en millones de pesos. 

Este lunes, se formalizará su captura ante las autoridades panameñas, explicaron funcionarios federales, y se determinará su situación legal.

Compartir