Entre acusaciones de guerra sucia, llegan los presidenciables al primer debate

17 de Abril de 2024

Entre acusaciones de guerra sucia, llegan los presidenciables al primer debate

primer debate

Voceros de Sheinbaum, Xóchitl Gálvez y Álvarez Máynez celebran el “buen paso” de los contendientes, y les auguran éxito; no obstante, los tres aspirantes arrastran problemas de cohesión en sus partidos

Los candidatos a la Presidencia de la República llegan al primer debate organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) confiados en que llevan buen paso, pero con problemas de cohesión en sus respectivas estructuras partidistas y entre acusaciones mutuas de guerra sucia.

Entre los temas del encuentro de este domingo entre Claudia Sheinbaum, de Morena-PT-PVEM; Xóchitl Gálvez, de PAN-PRI-PRD y Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano, destacan la transparencia y el combate a la corrupción, los cuales provocarán rispidez, prevén los diferentes equipos de campaña.

En vísperas de lo que será el primero de tres debates de asistencia obligatoria, voceros de los tres candidatos coincidieron —en entrevistas por separado— en que hasta el momento los contendientes llevan buen paso, aunque esta parte de las campañas ha sido un periodo de guerra sucia, que se agravará después del encuentro del 7 de abril.

“Claudia llega al debate fuertísima, con entre 20 y 30 puntos de diferencia, con una condición de respaldo popular muy sólido y con una lectura de, prácticamente, invencibilidad. No hay que confiarse. Faltan dos meses muy difíciles, muy intensos, donde la derecha está jugando sucio y lo seguirá haciendo en su desesperación. Espero que el domingo, Claudia haga pinole a Bertha Xóchitl Galvez Ruiz”, dijo el vocero de la campaña de Claudia Sheinbaum, Gerardo Fernández Noroña.

En entrevista con ejecentral, Fernández Noroña destacó que la candidata de Morena-PT-PVEM va a un debate “de tres contra uno”, pues consideró que el moderador, Manuel López San Martín, no es imparcial. A esto se suma la desconfianza en el INE.

“En el INE no han hecho nada frente a esa campaña que lleva semanas, la de narcopresidente y narcocandidata, acreditada con millones de dólares del exterior; la mayoría de los 100 millones de mensajes fueron lanzados desde Argentina y España. Si eso no es una intromisión desde fuera en el proceso electoral nuestro, no sé qué sea, porque no me van a decir que en España y en Argentina tenemos una gran cantidad de inmigrantes”, expresó.

Consideró que no hay ningún señalamiento importante contra la candidata de Morena en materia de corrupción, contrario a los “contratos al cobijo del poder” que tiene Gálvez. A Sheinbaum, igual que al presidente Andrés Manuel López Obrador, agregó, no le interesa el dinero y duerme en hoteles modestos en los viajes de campaña, pues su compromiso es con la transformación del país y la austeridad.

Xóchitl, “contra el jefe de campaña”

Adriana Dávila, una de las voceras de la campaña de Xóchitl Gálvez, dijo que la candidata del PAN-PRI-PRD va al debate presidencial fortalecida, porque ha impuesto agenda a nivel nacional a pesar de que compite con un “coordinador de campaña de Morena que es poderoso”: el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Llegamos a una campaña en donde cada día se recrudece más una elección encabezada por el jefe del Estado mexicano, es decir, el coordinador de campaña y a veces, el que se siente candidato: López Obrador. Y lo hace con todo un aparato propagandístico alrededor suyo, pagado con recursos públicos, en contra de Xóchitl. El presidente tiene una bocina poderosísima, que es la mañanera, y desde la cual avienta datos que no necesariamente corresponden a la realidad”, dijo la exlegisladora federal.

En el debate, agregó, habrá una candidata de oposición que sabe escuchar y que conoce los problemas del país y cómo enfrentarlos.

›“Encontraremos a una candidata que tiene claro qué no debe hacerse, una candidata que escucha y propone cómo resolver problemas con la participación de todos, que es Xóchitl Gálvez. Y veremos a una candidata que se la pasará negando la realidad que los datos oficiales dan, que es Claudia”, declaró.

Entrevistada por ejecentral, Adriana Dávila consideró que a la candidata de la alianza opositora no le han encontrado ningún acto de corrupción, de lo contrario, ya lo hubieran exhibido desde Palacio Nacional.

“En principio, pues, que presenten denuncias si es que encuentran algo de su actividad empresarial. Lanzan las acusaciones públicas, basura pública, y después, con los instrumentos legales a su alcance, no hacen absolutamente nada. Por algo muy simple, porque efectivamente no hay nada”, destacó.

Álvarez Máynez “no va a comer palomitas”

El candidato presidencial de Movimiento Ciudadano no va a comer palomitas en el primer debate presidencial, sino a irrumpir, como lo ha hecho desde el primer día de proselitismo, enfatizó la coordinadora de campaña de Jorge Álvarez Máynez, Laura Ballesteros, paradójicamente, la suplente de Xóchitl Gálvez en el Senado.

En entrevista con este medio, declaró que no hay ninguna posibilidad de que el candidato decline y se sume al proyecto político de otras opciones; incluso, opinó que la elección “se va a ir a tercios”. Movimiento Ciudadano, dijo, le apuesta al voto de los jóvenes, por eso Álvarez Máynez seguirá con su estrategia de acudir a las universidades, pues tiene claro que para estas elecciones habrá 15 millones de nuevos votantes.

Dijo respetar que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, haya preferido mantenerse al margen de la campaña presidencial, y aclaró que el mandatario de Nuevo León, Samuel García, ha participado “sin ningún desacato a la ley electoral”.

“Si ha habido un movimiento en este país afectado por poderes fácticos y también por el nado sincronizado de algunos entes electorales, somos nosotros. Nos bajaron a la mala a nuestro candidato Samuel García. En diciembre de este año tuvimos una recomposición interna para presentar nuestra mejor candidatura y hemos estado denunciando también la guerra sucia en redes sociales, por parte de granjas de bots, por parte del PRIAN y de Morena”, resaltó.

Fisuras en las filas

Por otro lado, entre las tres candidaturas aún pesan los enfrentamientos internos entre partidos y entre segmentos de un mismo partido. Movimiento Ciudadano ha perdido el apoyo del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien ha preferido convertirse en entrenador de futbol al terminar su cargo que seguir en la política, pese a que es uno de los activos más importantes del llamado Movimiento Naranja.

En Morena siguen los choques entre liderazgos locales y nacionales por los militantes que fueron relegados de candidaturas y en varios estados los inconformes advierten que podrían dar un voto de castigo a su partido por ese motivo y porque les dieron “candidaturas privilegiadas” a expriistas.

En la oposición también han cambiado de bando personajes de relevancia en el PRI, PAN y PRD como los exgobernadores de Oaxaca, Alejandro Murat; de Hidalgo, Omar Fayad, y de Chihuahua, Javier Corral; además del excoordinador de los diputados del PRD, Luis Espinosa Cházaro.

primer debate

Reportan poco gasto

Los presidenciables llegan al primero de tres debates obligatorios después de haber gastado millones de pesos en su primer mes de campaña. De acuerdo con los informes que entregaron al INE, tan sólo en los primeros 27 días de campaña, Claudia Sheinbaum, Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez gastaron 142.8 millones de pesos en conjunto.

El candidato que más ha gastado es Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano, quien reportó al INE gastos por 60.6 millones de pesos, la mayoría de los cuales se destinó a la producción de mensajes para radio y televisión y a propaganda en la vía pública.

›Tanto Álvarez Máynez como Claudia Sheinbaum, candidata de la alianza Sigamos Haciendo Historia, reportaron más gastos que ingresos. El aspirante de Movimiento Ciudadano dijo que en esos 27 días de campaña tuvo ingresos por 57 millones de pesos, pero gastó 60 millones.

Claudia Sheinbaum, la aspirante presidencial de Morena-PT-PVEM, tuvo ingresos por 51.9 millones y gastó 55.5 millones de pesos. Es la segunda aspirante presidencial con más gastos la mayoría destinados a propaganda en general.

Mientras que Xóchitl Gálvez, la abanderada de la coalición Fuerza y Corazón por México (PAN-PRI-PRD), tuvo ingresos por 28.4 millones, de los cuales gastó 26.6 millones de pesos. La mayor parte de las erogaciones se aplicó a propaganda en redes sociales y páginas de Internet.

Pero a pesar de que los números son llamativos, los tres candidatos aún están lejos —según sus propias declaraciones— de los 660.6 millones de pesos que tienen como tope de gastos de campaña.