Corredor Interoceánico tendrá barda para que “no se trepen” los migrantes

25 de Mayo de 2024

Corredor Interoceánico tendrá barda para que “no se trepen” los migrantes

Promo Portada Tren 368

En una reunión con habitantes 
inconformes de la comunidad de Huixtla, Chiapas, por donde se construye la obra, el capitán Lavalle dio detalles sobre las medidas que adoptarán y 
las propuestas que les ofrecen para atender las 
demandas de quienes ocupan las 400 viviendas 
y negocios que, por lo menos, se verán afectados

Unos días antes de que estallara la crisis migratoria y de seguridad en Chiapas, el capitán de la Marina, Ángel Lavalle Cobos, reveló que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador pondrá bardas de protección en el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec para que “no se trepen” los migrantes.

La declaración la hizo el 7 de agosto pasado en Huixtla, Chiapas, al reunirse con los habitantes de esa comunidad que están inconformes con la megaobra prioritaria del Presidente porque el tren pasará por la zona urbana y afectará, al menos, 400 viviendas y negocios.

En el audio de la reunión a la que ejecentral tuvo acceso, el capitán Lavalle, uno de los coordinadores del Corredor Interoceánico, trató, sin éxito, de convencer a los huixtleños de aceptar la obra. En su vaga explicación del proyecto resaltó que habrá bardas desde Suchiate, municipio donde comienza la ruta de los migrantes del sur, para evitar “polizones”.

Los migrantes están esperando el ferrocarril, ¿para qué?, pues para que ya no caminen sobre la carretera y eso es muy riesgoso. La Secretaría de Marina va a implementar medidas para evitar eso. Una de las medidas es en el Suchiate, que es de donde salen (los migrantes), se va a bardear toda la periferia del ferrocarril para que nadie se suba, únicamente las personas que lleven boleto puedan accesar al ferrocarril”, dijo.

›El también coordinador de la línea férrea K del Corredor Interoceánico que irá de Ixtepec, Oaxaca, a Ciudad Hidalgo, Chiapas, anunció que se instalarán destacamentos navales de seguridad para vigilar los trenes de carga y los de pasajeros.

“El de pasajeros va a correr a 60 kilómetros y hasta a 80 kilómetros por hora, que ya a esa velocidad no se le van a poder trepar, no se van a poder subir, esa es una medida (…) A lo largo de la línea se van a establecer destacamentos navales de seguridad al ferrocarril que van a tener vigilancia para evitar que haya vandalismo, que haya robo de mercancías y polizones”, afirmó.

La declaración se dio un mes y medio antes de que la empresa Ferromex suspendiera temporalmente la operación de 60 trenes ante unos 4 mil migrantes que esperaban subir al transporte conocido como La Bestia para llegar a territorio estadounidense. En respuesta, López Obrador dijo que no le importaban los trenes, sino los migrantes.

Habitantes de Huixtla, dispuestos a todo para defender su patrimonio

Mientras el capitán Ángel Lavalle Cobos hablaba de la contención a los migrantes y de los beneficios del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, crecía la molestia de los habitantes de Huixtla.

No llegaron a un acuerdo con los representantes del gobierno federal para que el tren rodee la ciudad en lugar de pasar en medio de la zona urbana. Los planes actuales, afirmaron los habitantes, afectarían al menos 400 casas y negocios que tendrían que ser demolidos porque se cruzan con la obra; además, agregaron, la barda del Corredor Interoceánico partiría al pueblo a la mitad.

Los funcionarios federales explicaron a los inconformes que las vías del ferrocarril que existen ahora serán rehabilitadas y se necesitan 15 metros de ancho de ambos lados para evitar muertos o lesionados en caso de un descarrilamiento.

Agregaron que los afectados serían reubicados en un terreno en el que se planea construir las viviendas, pero el capitán Lavalle aclaró: “de la noche a la mañana no se puede dar el beneficio a todos”.

De acuerdo con los afectados, ni la Secretaría de Marina ni otra dependencia federal o local les han dicho dónde está ese terreno ni las características de las viviendas.

Margarita Arana Tovilla afirma que el pasado 21 de septiembre, el capitán Lavalle llegó a su domicilio para solicitarle los documentos del censo de su vivienda y negocio. La propiedad de la señora en la que ha vivido por 50 años está a 10 metros de la vía férrea, así que tendría una afectación de 5 metros.

(Me respondió) que ya está el terreno, que ya completaron el dinero para comprar el terreno. ¿Pero dónde está el terreno? No me quiso decir. Entonces yo le dije: bueno, enséñame una maqueta de cómo viene el proyecto del tren, cómo va a ser. Me contestó: ‘entrégueme usted el censo y yo le entrego la maqueta’. ¡A qué estamos jugando!”, dijo Margarita en entrevista con este periódico.

“Todos hemos pensado pararnos enfrente de nuestras casas el día que quieran tirarlas con la maquinaria, defender nuestro patrimonio, porque, la verdad, ha costado construirlas y sostenerlas. Si ellos nos quieren agredir o nos quieren encarcelar para que ellos pasen con sus proyectos, van a pasar sobre nosotros porque ellos no entienden palabras”, exclamó.

La afectada aseguró que los habitantes están de acuerdo con el desarrollo y la obra, pero que sea modificado el trazo de la línea férrea.

Miguel Ángel Arrazate es otro afectado. En entrevista con ejecentral, consideró que la obra se lleva a cabo de forma autoritaria y que hay temor de una parte de la población por una posible expropiación. “No hay diálogo, no hay una cordialidad, no hay un entendimiento claro, sólo la oscuridad de la manera de actuar de un gobierno que debía de ser diferente por lo que tanto se jacta de ser del pueblo”, enfatizó.

“Tenemos un negocio de carnicería que está a una distancia de siete metros del tren. Nunca habíamos tenido esta situación de vernos en un estado de indefensión completa y en una muestra de prepotencia por parte de quienes están encargados de este proyecto. Hay falta de sensibilidad en todos los aspectos. No estamos en contra de la migración, no estamos en contra del desarrollo, lo que queremos es que nos respeten la propiedad privada”, expuso.

›Los habitantes de Huixtla se han manifestado dos veces en contra de la construcción del Corredor Interoceánico y han enviado cartas al presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, para que se lleve a cabo una reunión de trabajo.

“Así como el presidente vino a pedir el voto acá a Huixtla, a la zona de Chiapas, así queremos que él nos atienda a nuestra petición”, determinó Margarita.

Los elementos de la Marina les han dicho a los habitantes que, por instrucción presidencial, la obra debe estar lista en julio de 2024, antes de que termine el mandato de López Obrador.

La Línea K del Corredor Interoceánico transportará mercancías y pasajeros, conectará con la frontera de México y Guatemala y tendrá 459 kilómetros de extensión, pero, hasta el pasado 18 de septiembre, la Marina había reportado sólo 3.8 % de avance de la obra.

Con este megaproyecto prioritario se busca el crecimiento económico de la región y la conexión del transporte de mercancías en los puertos de Salina Cruz, Coatzacoalcos, Puerto Chiapas y Dos Bocas. El gobierno federal considera que esta obra que conectará los océanos Pacífico y Atlántico será una salida ante los problemas del Canal de Panamá, por donde transita 6 % del comercio marítimo.

En agosto de este año, la sequía en el Canal de Panamá, agravada por el fenómeno de El Niño, restringió el paso de barcos y dejó 134 buques varados.

SIGUE LEYENDO |

https://www.ejecentral.com.mx/amlo-se-sube-al-recorrido-de-prueba-del-tren-interoceanico/

Te Recomendamos: