Compartir

Brenda Mireles

Los 311 mil muertos en Estados Unidos y la reciente declaratoria de semáforo rojo en la capital de México han surtido efecto en los paisanos: hoy llegó la primera gran caravana, que a diferencia de años anteriores, representa un tercio de lo acostumbrado. Se trata de un contingente de 600 vehículos que ingresaron a México por Tamaulipas.

Para ingresar a México, los paisanos transitaron por Texas, que es en este momento uno de los puntos más críticos de Estados Unidos: el estado suma 25 mil decesos por Covid y 1.5 millones de contagios acumulados. Los condados elegidos para el cruce fueron Hidalgo y Cameron, con dos mil 154 y mil 158 fallecimientos respectivamente.

Según datos de Migration Policy Institute, más de la mitad de los 10 millones 931 mil 900 migrantes mexicanos se concentran en Texas y California. Este último estado contabiliza un total de 22 mil 223 decesos por Covid; un crecimiento de 170% en los últimos 15 días. En el caso de Texas, la tendencia de crecimiento se ubicó en 46% en el mismo lapso de tiempo.

El contingente de 600 vehículos y cerca de mil 500 personas es el primero que se espera para estas fechas decembrinas, aunque el Instituto Nacional de Migración señala que en años anteriores la caravana solía ser de cerca de mil 500 automóviles.

Compartir