El Estado contra la CNTE

25 de Mayo de 2024

El Estado contra la CNTE

ZOLLIKER

REALIDAD NOVELADA | La columna de J. S. Zolliker

Vayamos de lo simple a lo complejo. De lo general a lo particular. ¿Qué es lo que piden los maestros de la sección 22 del CNTE? Aquí lo resumo lo más posible:

Dicen, los miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que el capitalismo mundial y el imperialismo, a través de las oligarquías criollas con elementos como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la OCDE, han impuesto a los países indígenas y pobres, condiciones de reformas estructurales para saquearlos. Que lo anterior está llevando al mundo a una nueva carrera armamentista para generar las condiciones de una nueva guerra Mundial. Afirman, que están luchando contra un nuevo colonialismo y que ellos, son los elegidos del pueblo para defender la patria, la soberanía y la democracia.

Por lo anterior, EXIGEN (así, con mayúsculas) que para sentarse a dialogar con el gobierno, se cumplan once premisas a plenitud, entre las que destacan, que se presenten con vida a los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, que se abroguen las once reformas estructurales de este gobierno, que se garantice el trabajo de todos los profesores de la CNTE, así como su pago de nómina (vayan o no vayan a trabajar, se evalúen o no se evalúen), que se siga únicamente un nuevo modelo educativo que ellos propusieron en el “Congreso Nacional de Educación Alternativa”, que se haga un aumento salarial y a pensionados del 100%, y que se incremente la matrícula de profesores agremiados además de que exista asignación automática de plazas a egresados de las normales de profesores.

No, no es un chiste. Lo dicen muy en serio. Entonces, salvo que el gobierno mexicano tenga bajo su mando a Voldemort (o a algún otro mago, cosa que no dudaría) que pueda regresar de la muerte a 43 asesinados, veo muy difícil que se presten las condiciones para que se pueda llegar a un acuerdo entre las partes.

No sobra decir, sin embargo, que ojalá ambas parte pongan de su lado, pues siempre es mejor el diálogo que los enfrentamientos, y se los digo yo, que estuve en el 68.

Porque siendo razonables todas las partes, se puede. El mejor ejemplo es lo que pasó entre el sindicato de electricistas y la CFE, quienes negociaron mantener todas las plazas de trabajo intactas, y quienes a pesar eso, lograron reducir un 25% del pasivo laboral. Impresionante. Y sin una sola calle tomada ni una gota de sangre derramada.

Como les dije, participé en el movimiento del 68 y sé muy bien lo que es la represión.

Pero sé también que en este tipo de conflictos, nada es blanco ni negro. Por eso, debemos abogar por el cumplimiento de la ley y rechazar los excesos y todos los asesinatos. Son cosas que se deben investigar a fondo y no pueden quedar impunes.

Es cierto también que los líderes de la CNTE usaron gente como carne de cañón (ni uno solo de los muertos era maestro), pobladores vecinos y demás para sus fines y que tenían asfixiado al Estado, lo dejaron incomunicado con todas las carretas cerradas y no se podían pasar ni material médico, ni turistas, ni comida. Y luego, se dieron al saqueo. Cientos de familia lo han perdido todo. Ahí, es cuando es legítimo el uso de la fuerza del Estado, que para eso tiene su monopolio.

Pero es impresionante que a estas fechas, la policía esté tan pésimamente calificada para estos menesteres. ¿Cómo es posible que ni drones hayan tenido para saber que los estaban arrinconando? ¿Por qué no se hicieron acompañar de defensores de derechos humanos y periodistas que certificaran lo que pasaba? ¿Por qué no documentaron/filmaron que se estaban defendiendo contra agresiones armadas tal y como ahora lo aseveran? ¿Por qué agredieron a reporteros? Las autoridades deben comprender que el uso de la fuerza debe ser razonable, proporcional, conservador, estratégico y bien organizado. Porque de otra forma, parece que en tiempos de laparoscopias, quieren operar una apendicitis, a machetazos.

Atentamente, Un viejo luchador social

Te Recomendamos: