Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

No le digan a nadie, pero en la Comisión Nacional de Derechos Humanos no manda Rosario Piedra Ibarra.

Por si no se habían dado cuenta, quien manda ahí es Francisco Estrada, de los pocos abogados que llegaron a la nueva CNDH, pero que no viene del Comité Eureka, fundado por la madre de la susodicha, sino del ala dura de Morena.

Don Francisco trabajó con Andrés López, hijo de YSQ, y fue jurídico de Paco Ignacio Taibo II en el Fondo de Cultura Económica.

Don Francisco se ha dado a la tarea de purgar a quien le caiga mal o sea un impuro, en cuyo trayecto de control absoluto ha causado un efecto contrario. Dicen los que saben, que las cosas se le salieron de las manos y control es lo que menos existe. ¿Y qué dice doña Rosario II? Nada. Igualito que en muchas cosas. 

Compartir