Lourdes Mendoza

Aunque algunos funcionarios de la 4T no tienen prisa, hay miles de personas y sobre todo niños y niñas con cáncer que no pueden esperar para tener sus tratamientos. El fundador y presidente de la asociación Cáncer Warriors de México, Kenji López Cuevas, me dijo que con la Fundación Barra Mexicana de Abogados ha interpuesto más de 200 amparos por el desabasto de medicamentos oncológicos. ¡200!

Les recomiendo que no pierdan de vista a Kenji porque va que vuela para ser un personaje clave en esta lucha. Es el primer abogado mexicano en convertirse en consejero de la Junta Directiva de la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) y una de sus principales preocupaciones es el desabasto de medicinas.

Kenji me dijo que el reciente robo de medicamentos en Iztapalapa es “muy lamentable”, pero lo más importante es “que este robo no interfiera en la continuidad de los tratamientos oncológicos, esa es la principal preocupación que se tiene”.

Explicó que la situación se agrava con la pandemia de Covid-19. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la UICC, los pacientes con cáncer enfrentan un doble riesgo frente al coronavirus por su sistema inmunológico. 

“Nosotros desafortunadamente hemos tenido testimonios de mujeres que manifiestan, expresan y nos comparten que se están enfrentando al desabasto de medicamentos oncológicos, a pausas en las citas para dar continuidad a sus chequeos. También hay una preocupación por parte de los médicos respecto a nuevos diagnósticos. Dada la propia pandemia de Covid-19, muchas de las mujeres y hombres tienen temor de hacerse revisiones, porque acudir a un hospital los puede poner en riesgo de contraer Covid-19”, declaró Kenji.

Y qué les cuento, que este abogado está dispuesto a presionar a los legisladores y funcionarios ante la famosa austeridad republicana que desapareció apoyos para beneficiarias de FUCAM y la Fundación COI.

Justo cuando hacíamos la entrevista, Kenji estaba en la Cámara de Diputados para insistir en la iniciativa de ley que presentó en abril de este año con el respaldo de 110 legisladores de los ocho grupos parlamentarios. La morenista Miroslava Sánchez es la presidenta de la comisión de salud se hará de la vista gorda?

“Consiste en crear un Consejo Solidario para mujeres con cáncer de mama en México y que tiene por objetivo principal el darle voz a las 140 mil mujeres que padecen esta enfermedad en el país para evitar recortes al presupuesto público enfocado al diagnóstico, tratamiento e investigación del cáncer de mama”, dijo.

“Esto se da a partir de la desaparición de recursos para el Fucam y para Fundación COI, instancias para mujeres diagnosticadas con cáncer de mama. Si bien se ha buscado, a través del gobierno, que se les atienda vía otros hospitales e instancias de salud pública, esto sí ha representado un sesgo en la atención a estas mujeres. Hablando particularmente del Fucam, eran más de cinco mil 800 mujeres anualmente las que se atendían a través de esta instancia”, expuso.

Como dice Kenji #ElCáncerNoEspera. Apenas esta semana el director de emergencias de la OMS, Michael Ryan, recalcó que es una tragedia que mueran niños con cáncer en México por falta de tratamiento o medicamentos.

En febrero, el director general del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Abelardo Meneses, precisó que en México se diagnostican 191 mil casos de cáncer al año, de los cuales 84 mil fallecen. Estas cifras lo ubican como la tercera causa de mortalidad en el país y la segunda en Latinoamérica.

Tomen nota. Meneses enlistó: el cáncer más frecuente en el país es el de mama, con 27 mil 500 casos por año; seguido del de próstata con 25 mil; colon, 15 mil; tiroides 12 mil; cervicouterino, siete mil 870 y de pulmón con siete mil 810. 

¡De este tamaño el reto!, así que alguien debería de recalcárselo a los funcionarios de la 4T: López-Gatell, Alcocer, Zoé Robledo que siguen perdiendo el tiempo y echando culpas. 

Compartir